Tener grasa alrededor del corazón aumenta ¡hasta en un 100%! el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca. Esta es la conclusión del mayor estudio realizado hasta la fecha centrado en la relación entre la grasa epicárdica (asociada a un aumento de grasa visceral, propio de enfermedades como la diabetes o el síndrome metabólico) y la insuficiencia cardíaca(1).

Para llegar a esta conclusión se analizó la salud cardíaca de casi 7.000 mujeres y hombres de entre 45 y 84 años, quienes no sufrían ningún tipo de problema de corazón y a los que se realizó un seguimiento durante más de 17 años.

Tras analizar los datos obtenidos se observó que, efectivamente, un exceso de grasa adosada a la capa más externa del corazón está directamente relacionado con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca. En este punto, que el corazón ya no pueda bombear la sangre conlleva todo tipo de problemas de salud (se estima que a los 5 años de haber recibido el diagnóstico el 50% de los afectados ya ha fallecido).

Ahora bien, ¿cuándo puede hablarse de “exceso de grasa”? Pues las cantidades difieren entre hombres y mujeres. Según los investigadores, en el caso de las mujeres tener 70 cc de grasa epicárdica aumenta un 50% el riesgo, mientras que en los hombres unos 120 cc se asocian a un aumento ¡del 100%!

Consejo de Salud en 1 Minuto: La clave para evitar esta acumulación tan dañina está en seguir una dieta donde solo tengan cabida las grasas buenas. Esto es, las “no saturadas” presentes en el aceite de oliva, el pescado azul, los huevos ecológicos, las nueces y los aguacates, entre otros. Por el contrario, es necesario reducir en todo lo posible las saturadas (en carnes rojas y productos lácteos) y desterrar las trans (muy presentes en los alimentos ultraprocesados).

Fuentes:

  1. Satish Kenchaiah, Jingzhong Ding, J. Jeffrey Carr et al.: “Pericardial Fat and the Risk of Heart Failure”. Journal of the American College of Cardiology. 2021.