El ayuno intermitente, es decir, el realizado en ciclos cortos, aumenta el rendimiento de la inmunoterapia contra el cáncer de pulmón de células grandes, el más frecuente.

Eso es lo que ha probado un estudio(1) realizado en modelos animales con un tumor en el pulmón y tratados con una terapia basada en anticuerpos anti PD-1.

Esta terapia ha sido un gran avance en el tratamiento de la enfermedad. Pues bien, ahora este ensayo del CIMA de la Universidad de Navarra y publicado en Nature Cancer prueba que el ayuno la complementa al reactivar la inmunidad antitumoral y mejorar la capacidad terapéutica de la quimioterapia.

 

Fuentes:

  1. Ajona, D., Ortiz-Espinosa, S., Lozano, T. et al. “Short-term starvation reduces IGF-1 levels to sensitize lung tumors to PD-1 immune checkpoint blockade”. Nat Cancer. 1, 75–85 (2020). doi.org/10.1038/s43018-019-0007-9