El consumo de alimentos ecológicos creció en 2017 un 14% con respecto al año anterior(1). Este es el actual panorama sobre consumo de productos ecológicos en España, donde el precio es el primer factor que se tiene en cuenta a la hora de comprar alimentos ecológicos (43%), seguido del sabor (36%) y del compromiso social del producto (12,3%). Y es que existe una mayor concienciación sobre el sistema de producción alimentaria y el trato que se da a los animales, apostando cada vez más por los productos que son respetuosos con ellos.

Por ejemplo, aunque los huevos de código 0 suponen un pequeño porcentaje (de las 43.611.976 gallinas que se criaron en España en 2016(2), el 93% correspondía al código 3 -significa que viven en una jaula- y sólo el 0,6% era de código 0 -gallinas de producción ecológica-), sí se aprecia una tendencia al alza, tanto entre el consumidor como dentro del propio sector, ya que son muchas las cadenas de supermercados que han asegurado que incrementarán la venta de este tipo de huevos.

Un ejemplo del cambio de mentalidad que se está viviendo en toda Europa: según el último Eurobarómetro(3), el 84% de los europeos considera que la salud de los animales de granja debe protegerse mucho más, mientras que el 64% reclama más información sobre el modo en que se trata a los animales destinados al consumo humano.

Fuentes:

  1. “Mitos y realidades sobre el consumo de productos ecológicos”. Kantar Worldpanel y Fundación La Pedrera.
  2. Asociación Española de Productores de Huevos (ASEPRHU).
  3. Eurobarómetro sobre el bienestar animal. Comisión Europea. 2017.