En 2020 la ciencia y la medicina han dado un paso de gigante hacia la futura curación de enfermedades neurodegenerativas tan devastadoras como el alzhéimer. Se trata de células madre obtenidas de la piel de un paciente que han conseguido transformar en neuronas para después integrarlas en el cerebro(1).

Hace no mucho este hito habría sido impensable por diversos factores: no existía la tecnología necesaria y, además, siempre estaba el riesgo del rechazo de ese tejido trasplantado. Pues bien, la nueva investigación ha conseguido solucionar el último problema al obtener la neurona a partir del tejido epitelial del propio paciente, lo que evita cualquier posible rechazo (sucede cuando el sistema inmunitario ataca a ese injerto porque lo considera un objeto extraño).

Por su parte, para conseguir la transformación de las células cutáneas en cerebrales los investigadores han utilizado tecnología de reprogramación celular. Se trata de la tecnología más avanzada actualmente, la cual incluye biología celular con el tratamiento de células madre y el análisis de redes neuronales funcionales. Además, se han conseguido integrar perfectamente esas neuronas trasplantadas en el circuito neuronal del cerebro, ya que reciben señales y establecen contactos sinápticos, como cualquier otra célula neuronal.

Fuentes:

1. Stem Cells Translational Medicine. En colaboración con el laboratorio del profesor Zaal Koka, del Lund Stem Cell Center (Suecia). 2020.