Un grupo de investigadores ha conseguido identificar los mecanismos implicados en el estrés oxidativo, responsable de distintas patologías vasculares (arterioesclerosis, hipertensión…)(1).

Así, han descubierto que el receptor nuclear NOR-1 es el encargado de regular la proliferación y migración de las células vasculares, pero que también aumenta la presencia de NOX-1, la principal enzima responsable de la producción de estrés oxidativo.

De este modo, al conocer al implicado en el desarrollo del estrés oxidativo, responsable a su vez de numerosas complicaciones cardiovasculares, se pueden desarrollar nuevas estrategias para controlar ese mecanismo tan nefasto para la salud.

 

Fuentes:

  1. Judith Alonso, Laia Cañes, Ana B. García-Redondo, Pablo García de Frutos, Cristina Rodríguez et al: “The nuclear receptor NOR-1 modulates redox homeostasis in human vascular smooth muscle cells”. Journal of molecular and cellular cardiology. 2018.