La acupuntura, la moxibustión y el taichí son tres de las terapias asociadas a la medicina tradicional china (MTC) que se han usado con éxito en el país oriental (el primero en sufrir el azote de esta crisis) para tratar la enfermedad del Covid-19 y reforzar la inmunidad de los afectados.

Así lo demuestran una serie de estudios(1)(2) sobre los efectos de estas técnicas en pacientes infectados, los cuales prueban que son capaces de potenciar el sistema inmunitario y la función pulmonar.

Por supuesto, al tratarse de una enfermedad nueva no existía evidencia científica que relacionase estas terapias con la infección del Covid-19, pero sí es bien sabido, por ejemplo, que la acupuntura alivia las lesiones pulmonares, así como que la moxibustión es un potencial remedio para calmar el asma y limitar la respuesta inflamatoria aguda en el tracto respiratorio. De hecho, existen diversos escritos de acupuntura y moxibustión para la prevención y el tratamiento de epidemias en los tratados clásicos de medicina tradicional china.

El taichí, por su parte, además de reforzar las defensas del organismo puede mejorar la recuperación de la función pulmonar a través del refuerzo del sistema respiratorio(3).

 

 

Fuentes:

  1. Liu HL, Wang LP, Xuan YB, et al. “Investigation of 89 cases of SARS rehabilitation outpatients and treatment of acupuncture”. Chin Acupunct 2003, 10: 66-67. (Chinese)
  2. Zhao H, Li YS, Liu B, et al. “Clinical observation of moxibustion in the treatment of 9 cases of SARS recovery”. Chin Acupunct 2003: 66-67. (Chinese)
  3. Pan Y, Wang ZX, Min J, et al. “Effect evaluation of 24 type simplified Tai Chi on pulmonary rehabilitation in stable period of chronic obstructive pulmonary disease”. Chin J Rehab Med 2008, 33: 681-686. (Chinese)