Aunque usted no se dé cuenta, en estos momentos la contaminación atmosférica está dañando su piel, envejeciéndola prematuramente y alterando el ADN de sus células.

Y lo peor es que está usted completamente rodeado por elementos tóxicos.

El dióxido de carbono de los escapes de los coches. El humo que llega de las fábricas. Los hidrocarburos producidos por la quema de materia orgánica. El polvo procedente de los incendios forestales. Las partículas en suspensión que emiten los sistemas de calefacción…

Y a estos elementos nocivos hay que sumar el ozono troposférico, un gas que surge a ras del suelo como resultado de una serie de reacciones químicas producidas por la contaminación en presencia de la luz solar y que, lejos de protegernos de las radiaciones del sol como hace este mismo gas cuando forma parte de las capas más altas de la atmósfera, es realmente peligroso para la salud de la piel.

Como ve, son muchos los elementos que envenenan la atmósfera. Y encima, no hay escapatoria. La contaminación afecta también a los pueblos pequeños, que en las últimas décadas han visto cómo su estilo de vida se veía alterado con la aparición de autopistas cercanas, polígonos industriales, centros comerciales o gasolineras.

La contaminación envejece

Cuando las sustancias tóxicas del aire contaminado entran en contacto con la piel se activa un compuesto presente en sus células, el AhR (Receptor de Hidrocarburos Aromáticos). En circunstancias normales, este compuesto permanece atrapado por un complejo de proteínas, pero cuando la contaminación lo activa, escapa del complejo, migra hasta el núcleo de la célula y activa los genes responsables de la producción de radicales libres. Y como usted bien sabe, decir “radicales libres” equivale a decir “envejecimiento prematuro”.

Las consecuencias para la piel por la exposición a la contaminación son nefastas:

  • Aparición de arrugas y pérdida de colágeno.
  • Reducción de los niveles de vitaminas E y C, los principales antioxidantes de la piel.
  • Rostro apagado causado por la disminución de la aportación de oxígeno a los tejidos.
  • Sequedad e irritación, debida a la destrucción de la película hidrolipídica que protege la piel.
  • Perturbación de la microflora presente en la piel.
  • Estrés oxidativo y cambios en el proceso de renovación celular.
  • Manchas, pérdida de elasticidad, deshidratación. Alteración de la función de la barrera cutánea.
  • Aumento del riesgo de padecer un cáncer de piel.

Desde luego, el panorama no es precisamente halagüeño. La contaminación es un problema que nos afecta a todos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), nueve de cada diez personas del mundo viven en algún lugar que sufre los efectos de la contaminación. En definitiva, y a menos que usted pertenezca a ese 10% que vive alejado de la civilización, su piel está envejeciendo a marchas forzadas por culpa de la polución ambiental.

¿Qué hacer entonces? ¿Marcharse a vivir al Sahara o a la Antártida en busca de aire puro?

Afortunadamente, no hace falta. Existen una serie de pautas que usted puede llevar a cabo para detener el deterioro de su piel, como consumir alimentos ricos en antioxidantes, beber mucho líquido, dejar de fumar o evitar la exposición prolongada al sol.

Eso sí, esto no será suficiente si al mismo tiempo no refuerza su organismo con un complemento que proteja su piel desde dentro.

La fórmula española que va a salvar su piel

Precisamente hoy voy a hablarle de un fantástico complemento para mantener su piel protegida frente a los estragos de la contaminación. Se trata de una fórmula producida en España, concretamente en Elche, por una familia que conoce muy bien las saludables propiedades de las plantas que crecen en la zona.

¿Su nombre? Zeropollution. Un complemento nutricional 100% natural basado en el poder antioxidante de cuatro plantas. Su innovadora fórmula contiene:

  1. Extracto de Sophora japonicaenriquecido con quercetina.

La Sophora japonica es un árbol originario de China cuyos capullos florales contienen rutina y quercetina, dos flavonoides conocidos por su actividad antioxidante y su eficacia en la protección de la piel frente a la radiación solar. Varios estudios han mostrado que la quercetina, es capaz de impedir el deterioro producido por la dañina combinación de rayos solares y contaminación atmosférica. Por eso, su alto contenido en quercetina hace de esta planta un poderoso aliado contra el fotoenvejecimiento.

  1. Extracto de romero enriquecido con carnosol y ácido carnósico.

Varios estudios científicos han demostrado que el carnosol y el ácido carnósico, dos compuestos polifenólicos que contiene el romero, impiden la proliferación de las células cancerosas y previenen su formación.

  1. Extracto de hierbaluisa (verbena de olor) enriquecida con verbascósido.

Las hojas de verbena son conocidas por sus propiedades calmantes y antioxidantes. Además, en este caso, el extracto de esta planta ha sido reforzado con verbascósido, un polifenol que ayuda a reducir la inflamación.

  1. Extracto natural de oliva enriquecido con oleuropeína.

Las aceitunas son una fuente de vitamina E, cuyas propiedades antioxidantes aceleran la regeneración de la piel y mejoran su cicatrización en caso de sufrir una quemadura. Además, ciertos estudios científicos señalan que la vitamina E posee propiedades antitumorígenas, fotoprotectoras y estabilizadoras de la barrera cutánea. Para reforzar su acción, este extracto de oliva ha sido enriquecido con oleuropeína, un compuesto fenólico que lucha contra los radicales libres y la proliferación de células tumorales.

Así pues, cuatro son las plantas empleadas en esta fórmula y cuatro son sus efectos principales:

  1. Aumenta la resistencia al estrés oxidativo causado por la contaminación.
  2. Reduce la inflamación de la piel.
  3. Inhibe la sobreactivación del receptor AhR, responsable a su vez de los genes encargados de los radicales libres.
  4. Protege la piel de los rayos ultravioletas (UV).

En definitiva, va a proteger su piel de los nocivos efectos de la contaminación atmosférica, impidiendo su envejecimiento prematuro y previniendo la aparición de manchas y arrugas.

Dos cápsulas al día bastarán para mantener su piel protegida frente a los elementos tóxicos que envenenan el aire. A todos nos gustaría respirar un aire limpio y puro, pero por desgracia los niveles de contaminación son cada vez más altos y no parece que vayan a descender en un breve plazo de tiempo. Esta es la razón por la que creo que debe proteger su piel con un complemento como Zeropollution.

Piense en él como si fuesen sus gafas, su cartera o su medicación habitual. No salga de casa sin haber tomado sus dos cápsulas. Especialmente si se encuentra en algunas de las siguientes situaciones:

  • Vive cerca de una carretera o autopista o en una zona de tráfico denso.
  • Vive en una gran ciudad o cerca de zonas comerciales e industriales.
  • Duerme poco y mal.
  • Realiza una actividad física al aire libre en un medio urbano como por ejemplo correr o montar en bicicleta.
  • Tiene más de 50 años.
  • Padece algún trastorno dermatológico o tiene una piel sensible.

Si se encuentra en algunos de los casos anteriores y no quiere envejecer prematuramente o arriesgarse a padecer un cáncer cutáneo, no dude en proteger su piel desde dentro. Para ello, consiga Zeropollution pulsando el siguiente botón:

No permita que por culpa de la contaminación le echen años de más. Recuerde: la contaminación es un enemigo terrible para la salud de su piel, pero ahora cuenta con el arma adecuada para vencerle.

P.D.: No permita que la contaminación le pille desarmado. Consiga su protección aquí y ahora.