Consumir más calorías de las que el cuerpo necesita no solo contribuye al sobrepeso. En el caso de las mujeres, especialmente postmenopáusicas, también aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama. Así lo ha señalado un equipo de investigadores españoles(1) que, además, ha indicado que una restricción calórica conseguiría el efecto contrario, ayudando a prevenir este cáncer, el más frecuente entre las mujeres en nuestro país.

Todas las participantes -un total de 973 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama y de edades comprendidas entre los 18 y los 70 años y el mismo número de mujeres sanas- respondieron a cuestionarios sobre sus hábitos alimentarios. Gracias a esto se concluyó que aquellas que superaban en un 40% el consumo de calorías necesarias, teniendo en cuenta sus particularidades y necesidades energéticas concretas, tenían el doble de riesgo de desarrollar cáncer de mama. Y asimismo que el riesgo aumentaba especialmente si se trataba de mujeres postmenopáusicas.

Por el contrario, las mujeres que consumían menos calorías de las que debían (de acuerdo con su peso y sus necesidades) presentaban un menor riesgo de desarrollar este cáncer, en especial si se trataba de mujeres que todavía no habían llegado a la menopausia.

 

Fuentes:

  1. Virginia Lope, Miguel Martín, Adela Castelló et al.: “Overeating, caloric restriction and breast cancer risk by pathologic subtype: the EPIGEICAM study”. Scientific Reports. 2019.