Una revisión de todos los estudios realizados hasta la fecha sobre la chía confirma que las semillas de este fruto son sorprendentemente beneficiosas para la salud.

La chía es una planta oleaginosa que destaca por su alto contenido en calcio, hierro, magnesio, fósforo y zinc, además de ser una importante fuente de aminoácidos, antioxidantes y vitaminas. Y gracias a su alto contenido en ácido alfalinolénico (60%) es también un excelente cardioprotector.

Pero eso no es todo lo que la chía puede hacer por su salud. Al contener una gran cantidad de omega 3 ayuda a evitar los procesos inflamatorios, así como el estreñimiento, además de prevenir el desarrollo del cáncer y tener efectos antiedad, especialmente visibles en el caso de la piel.

Debido a todos estos beneficios la revisión científica apuesta por este alimento de alto valor nutricional, que es fácil de encontrar en todo tipo de comercios, aunque siempre es recomendable que opte por los de cultivo ecológico.

Fuente: Catherine Scarlett Carrillo-Gómez, Mirza Gutiérrez-Cuevas, Mariel Muro-Valverde, Rebeca Martínez-Horner y Olivia Torres-Bugarín: “La chía como súper alimento y sus beneficios en la salud de la piel”. Medigraphic.org.