Tanto la atención sanitaria como la investigación que se lleva a cabo dentro del campo de la medicina genera cada año una ingente cantidad de información y datos. Y siguiendo la tendencia actual de aprovechar toda esa información almacenada, se está desarrollando el Big Data biomédico(1).

El objetivo de este proyecto a nivel europeo es recopilar todas las investigaciones que se han llevado a cabo hasta ahora dentro del campo médico, junto a los nuevos estudios que se están desarrollando actualmente, para combinarlos con los historiales de los pacientes (siempre preservando su privacidad). Así se podrán reutilizar, integrar y analizar todos esos datos y obtener un mejor conocimiento de los posibles tratamientos a los que acudir para tratar las diferentes enfermedades.

Pero el análisis del Big Data biomédico también permitirá un mayor control de los nuevos medicamentos, al comparar los resultados de las nuevas investigaciones con los del resto de fármacos desarrollados hasta la fecha (tanto los que tuvieron éxito como los que no se comercializaron o fueron prohibidos por el peligro que implicaba para la salud del paciente). De este modo se espera mejorar el potencial de los medicamentos y sobre todo controlar sus posibles efectos secundarios antes de su comercialización.

Fuentes:

  1. “A European Medical Information Framework (EMIF) Of Patient-Level Data To Support A Wide Range Of Medical Research”. European Commission.