Los pacientes y usuarios de homeopatía se han cansado de tener la boca cerrada. Este pasado fin de semana han salido a las calles de Bilbao, Santa Cruz de Tenerife y Zaragoza para defender su derecho a elegir el tratamiento médico que consideren más adecuado, así como para expresar su rechazo al plan del Gobierno que pretende expulsar las terapias naturales de los centros sanitarios.

Bajo el lema “En mi salud decido yo” cerca de un millar de usuarios de homeopatía de todo el país se han concentrado en distintos puntos de España con motivo del Día del Respeto al Paciente.

Además, los usuarios concentrados este sábado han decidido unir sus fuerzas y constituirse en una plataforma estatal para hacer frente al ataque y acoso que la homeopatía está sufriendo por parte del Gobierno. La Plataforma Estatal de Asociaciones de Pacientes de Homeopatía (PEAPH) aúna los esfuerzos de las asociaciones de pacientes de homeopatía de Andalucía, Aragón, Canarias, Cataluña, Madrid, Navarra y el País Vasco, así como de las asociaciones en formación en Baleares, Cantabria y Galicia.

Entre otras acciones, han registrado una carta a la Oficina del Defensor del Pueblo, solicitando su intervención y protección ante la actitud “coercitiva e impositiva” de los Ministerios de Sanidad y Ciencia contra este método terapéutico.

Los manifestantes han hecho hincapié en que son víctimas de una campaña de acoso y difamación por el mero hecho de elegir terapias complementarias como la homeopatía, que cuentan con un gran respaldo por parte de la sociedad española.