Un grupo de investigadores ha desarrollado un apósito que permite detectar cualquier posible infección en una herida de la piel(1). Esto lo han conseguido gracias a biotintas creadas expresamente para detectar, según el color que aparezca en el apósito, las posibles infecciones bacterianas presentes en la herida.

Denominado K-BacTrack, consta también de un sensor biocompatible que, en contacto con la piel, monitoriza en tiempo real el estado de la herida. De este modo se puede identificar rápidamente la posible infección, minimizando con ello los riesgos.

El proyecto piloto ha sido desarrollado por laboratorios españoles con el objetivo de mejorar la calidad de vida de aquellos pacientes que presentan heridas de importancia en la piel, reduciendo el tiempo de respuesta en el caso de que sea necesario complementar el tratamiento.

 

Fuentes:

  1. Eurocat: “El Grupo Hartmann y Eurecat desarrollarán apósitos inteligentes para detectar y monitorizar infecciones en heridas”. 2019.