El dolor de cabeza es uno de los síntomas más comunes en estas celebraciones. Ya sea por el exceso de alcohol, por el ruido provocado por la algarabía (incluso si este año son menos en casa) o por la tensión de que todo esté perfecto para una celebración en familia, es fácil que en algún momento aparezca un molesto dolor de cabeza.

Para que esto no le amargue la celebración, lo mejor es que se olvide del paracetamol y opte por los aceites esenciales. Además de no conllevar efectos secundarios, son muy sencillos de aplicar y el efecto es muy rápido. Eso sí, debe acudir a los AE más eficaces para esta situación, como por ejemplo el de Mentha x piperita y el de gaulteria olorosa.

Bastará con que se aplique 1 gota de cada AE en las sienes y masajee suavemente. Atención: es importante evitar que los aceites esenciales entren en contacto con los ojos, ya que son irritantes.