La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias que pueblan el intestino y el principal mecanismo de defensa del organismo. En otras ocasiones ya hemos mencionado que algunos medicamentos afectan a este equilibrio, pero un reciente estudio(1) confirma los peores presagios: el 24% de los medicamentos más usados (no antibióticos) inhiben el crecimiento de una o incluso de decenas de bacterias intestinales.

Entre esos medicamentos los hay de todo tipo: antipsicóticos, antihistamínicos, inmunosupresores, inhibidores de la bomba de protones (IBP), medicamentos contra el colesterol, antieméticos, píldoras anticonceptivas y fármacos contra la disfunción eréctil.

Pero no sólo destaca el gran número de fármacos que afectan al equilibrio de la microbiota, sino el modo en que lo hacen. Y es que mientras que algunos medicamentos impiden el correcto desarrollo de una bacteria intestinal, otros afectan a la vez a docenas diferentes, con los consecuentes problemas para la salud que ello acarrea.

 

Fuente:

Lisa Maier, Mihaela Pruteanu, Michael Kuhn, Georg Zeller, Anja Telzerow, Exene Erin Anderson, Ana Rita Brochado, Keith Conrad Fernandez, Hitomi Dose, Hirotada Mori, Kiran Raosaheb Patil, Peer Bork & Athanasios Typas: “Extensive impact of non-antibiotic drugs on human gut bacteria”. Nature. Marzo 2017​.