Estando de vacaciones, ¿se acuerda en exceso del trabajo? ¿y de los problemas con su jefe? ¿Piensa en aquel proyecto que quedó pendiente y que tiene que retomar a la vuelta? ¿o en los cientos de correos electrónicos que esperan una respuesta en su bandeja de entrada?

Si es así, es víctima del estrés.

Pero no se preocupe. Muchas personas tienen dificultades para desconectar completamente durante las vacaciones. Seis plantas de acción puntual bien escogidas serán su mejor baza para enfrentarse al estrés laboral durante las vacaciones y, sobre todo, para gestionar mejor su relación con el trabajo. Estos son unos beneficios que podrá aplicar todo el curso que comienza a la vuelta y, en realidad, siempre a partir de ahora:

  • Melisa (Melissa officinalis). Es útil si sufre estrés acompañado de ansiedad y angustia y tiene la sensación de estar a punto de sufrir una crisis de pánico.
  • Matricaria (Matricaria recutita). Es beneficiosa si tiene problemas digestivos junto al estrés o éste le provoca episodios de cólera. También está especialmente indicada para los niños, que así podrán superar ciertas situaciones estresantes como la vuelta al colegio.
  • Valeriana (Valeriana officinalis). Está recomendada cuando el estrés va acompañado de síntomas digestivos con calambres y diarrea o le genera problemas para dormir.
  • Agripalma (Leonurus cardiaca). Puede tomarse si el estrés va acompañado de crisis de angustia y miedo, además de palpitaciones cardíacas ocasionales.
  • Pasiflora (Passiflora incarnata). Al igual que la melisa, puede utilizarse si además de estrés sufre ansiedad. Tiene una acción sedante y puede tomarse también si el estrés le afecta al descanso.
  • Hipérico o hierba de San Juan (Hypericum perforatum). Está indicada cuando al estrés le acompaña un estado depresivo o una bajada de ánimo, algo relativamente normal al aproximarse la vuelta a la rutina.

Estas plantas serán su mejor cómplice para vencer al estrés que genera la vuelta al trabajo, y le ayudarán incluso a trabajar de una manera más positiva y productiva una vez reincorporado. Encontrará la posología e indicaciones en un completo artículo que hemos preparado para usted en el nuevo número de Plantas & Bienestar.

¿Y si las vacaciones me estresan?

A veces ni descansamos en vacaciones. Planificamos esos días a la carrera, como si fuera una semana de trabajo. Completamos nuestra agenda diaria con visitas y acontecimientos; el smartphone siempre a mano y activado nos impiden desconectar, y nos perdemos los momentos de relajación y reposo, objetivo principal de las vacaciones. En esa situación, no es extraño volver de las vacaciones cansado y en absoluto revitalizado, lo que supone un verdadero problema, ya que el estrés de la vuelta a la actividad diaria es mucho más duro de superar.

El estrés, ese enemigo invisible

Y no nos deberíamos tomar el estrés a la ligera. Más allá de un pequeño desasosiego, nerviosismo o fatiga, el estrés no sólo está en nuestra cabeza, sino que afecta también a nuestro cuerpo, tomando el control de determinados procesos fisiológicos y sembrando el caos en el metabolismo.

De manera general, numerosos estudios demuestran que el estrés disminuye la eficacia del sistema inmunitario, aumenta el riesgo de enfermedades coronarias y de las degeneraciones ligadas a la edad o al entorno, en especial, el cáncer.

Pero, ¿por qué ha llegado a ser el estrés tan destructivo? Pues sencillamente, porque lo hemos incorporado a nuestras vidas. Lo sufrimos en el metro, en los atascos, con las luces halógenas, las prisas, las aglomeraciones, el ruido urbano, las exigencias del trabajo… aún no nos hemos recuperado de un episodio estresante cuando surge otro.

Y cuando el estrés se vuelve crónico, tiene su reflejo en nuestro metabolismo. Como consecuencia directa, las glándulas suprarrenales producen dos hormonas en exceso:

  • La adrenalina, que favorece la circulación sanguínea en los órganos vitales para hacer frente a un peligro inminente. Pero esto ocurre en detrimento de otros conjuntos de órganos (el sistema inmunitario, el aparato digestivo o el reproductor), que trabajan más lentamente.
  • El cortisol, que estimula la síntesis de glucosa en el hígado, lo que provoca subidas y bajadas del azúcar en sangre. El exceso de cortisol bloquea la acción del sistema inmunitario, inhibe la producción de hormonas sexuales y la formación ósea.

Como ve, los riesgos de un estado de estrés prolongado (o síndrome de burnout) son reales. Y son necesarios algo más que unos días de vacaciones para superarlo.

Si usted lo sufre año tras año, le invito a que lea el artículo que encontrará en el último número de Plantas & Bienestar. Le enseñaremos un completo programa para enfrentarse al estrés de forma natural. Y también todas las soluciones anti estrés que emanan del poder curativo de las plantas. Para que empiece a vivir de otra manera.

Las cinco medidas que “relajan” el estrés

El programa para combatir el estrés se compone de 5 pilares básicos.

1. Programa de meditación

Para muchos psicólogos el estrés se desencadena por nuestra interpretación de una situación y no por la situación en sí. De ahí la necesidad de poner en marcha un programa de meditación para modificar nuestra percepción de la realidad y reducir los estados de estrés y ansiedad. Comience este programa nada más retomar la actividad laboral.

2. Actividad física aeróbica y anaeróbica

La actividad física es una válvula de escape ante la presión y sirve para regular las hormonas del estrés. Antes de la vuelta al trabajo, inicie un programa de actividades físicas como pasear, nadar, ciclismo de baja intensidad o bailar, que puede alternar con visitas al gimnasio.

3. Alimentación equilibrada

Desde un punto de vista alimenticio, considere los azúcares como una especie de combustible que contribuye a alimentar el proceso fisiológico del estrés. Evítelos en la medida de lo posible y opte por una alimentación sana y equilibrada, rica en frutas, verduras y fibras. Y no se olvide de cenar pronto y ligero para evitar una situación de sobrecarga digestiva al irse a dormir.

4. Descanso de calidad

Un buen descanso es fundamental para afrontar la vuelta al trabajo con una actitud serena. Un par de días antes de finalizar las vacaciones, intente no acostarse muy tarde, durmiendo las horas necesarias. Y programe el despertador más temprano, para minimizar el efecto del madrugón y la vuelta a la rutina.

5. Protocolo de plantas anti estrés

El poder curativo de las plantas es inagotable. También en el tratamiento del estrés. Así, en las plantas encontramos un aporte mineral óptimo, imprescindible para equilibrar el sistema nervioso, la ayuda para disminuir las secreciones de hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) en las glándulas suprarrenales y un efecto calmante puntual ante los picos de estrés.

Este protocolo anti estrés incluye:

  • La infusión diaria de una planta mineralizante, como las hojas de ortiga secas, que le aportará calcio, magnesio y potasio.
  • Una planta adaptógena, como el ginseng, el eleuterococo o la rodiola, que actúe como tratamiento de fondo calmando la hiperactividad de las glándulas suprarrenales.
  • Una planta calmante de acción rápida, como las que le presentamos al principio. Puede tomar estas plantas como cura junto a la planta adaptógena o de manera puntual, comenzando dos días antes de ese momento estresante al que va a enfrentarse y parando una vez se haya superado.

Encontrará toda la información sobre el programa completo para combatir el estrés durante las vacaciones y prepararse para la vuelta al trabajo en el próximo número de Plantas & Bienestar cuya edición estamos a punto de cerrar y que enviaremos a imprenta el próximo día 8 a primera hora.

Recuerde que la gestión del estrés es un modo de vida, y cuanto antes comience a minimizar sus efectos en el organismo, antes verá sus resultados. Y no sólo a la vuelta de las vacaciones: aumentará su calidad de vida durante el resto del año.

Plantas & Bienestar es una nueva publicación mensual en la que descubrirá el increíble poder de las plantas. Además de aprender a enfrentarse al estrés de otra manera, en este número también encontrará remedios naturales y plantas sanadoras para múltiples problemas de la salud:

A continuación tiene el resumen de algunos de los temas que va a encontrar en el próximo número de Plantas & Bienestar:

  • Energía. Si padece fatiga, para recuperar la energía no hay nada mejor que los estimulantes que ofrece la naturaleza, como es el polen fresco, la hoja de ortiga o el agua de mar, entre muchos otros. Eso sí, primero deberá conocer el tipo exacto de fatiga que tiene (nerviosa, física, síndrome de fatiga crónica…) para elegir el remedio adecuado.
  • Tisana para dejar de fumar. Si ha pensado en dejar de fumar de una vez por todas, la infusión que le ofrecemos este mes en Plantas & Bienestar sin duda le interesará. A base de diente de león, llantén mayor, astrágalo y fumaria, junto a otras plantas, podrá limpiar su organismo, que es el primer paso para vencer la dependencia a la nicotina de forma saludable y eficaz.
  • Crema exfoliante para mantener el bronceado. El buen color de las vacaciones se puede perder en un abrir y cerrar de ojos. Para limpiar la piel tras los excesos del verano sin perder el moreno, le indicamos la receta para preparar una crema exfoliante ¡que además le ayudará a combatir la celulitis!
  • Hongos. Cada vez son más los estudios que confirman las virtudes de los hongos, usados en Asia desde hace milenios. Por ello hoy en día se les considera los medicamentos del futuro, gracias a su formidable potencial terapéutico. Conozca los beneficios que ofrecen para tratar todo tipo de infecciones, además de enfermedades como la diabetes y el cáncer.
  • Arándanos. Además del poder nutritivo de sus frutos, descubrirá que los arándanos son muy beneficiosos para la salud, en concreto la de sus ojos. Le indicamos todas las variedades que puede cultivar usted mismo… ¡junto a estupendas ideas de recetas para sacarle el máximo partido a su delicioso sabor!
  • Lachnanthes. Esta planta americana es el mejor aliado para los problemas de cuello y la tortícolis, que además le ayudará a recuperar la flexibilidad a sus cervicales.
  • Té verde contra la sequedad bucal. Nuevos estudios confirman los beneficios del té verde para la producción de saliva, y por tanto aliviar este incómodo problema.
  • Brécol. ¿Sabía que beber brécol protege de la contaminación atmosférica? Un nuevo estudio lo confirma.
  • ¡Y mucho más!

¡No se pierda toda esta valiosa información! En unos días enviamos a imprenta este excepcional número de Plantas & Bienestar Si quiere recibirlo (en formato papel) por correo postal en su domicilio, debe hacer su pedido antes del próximo lunes 8 de agosto haciendo clic en este enlace (podrá comprobar las condiciones de suscripción antes de efectuar el pago). Su vida cambiará para mejor, ¡empezando porque sabrá cómo vencer al estrés y volver al trabajo con una actitud positiva y energías renovadas!

No espere más y empiece a beneficiarse desde hoy mismo del increíble poder curativo de las plantas.

Pídalo ahora en este enlace.