La voz podría ser un nuevo método de diagnóstico de la enfermedad de Parkinson. Esta es la teoría del equipo de expertos en tecnologías de la voz y el habla de la Universidad Politécnica de Madrid(1) que está desarrollando un biomarcador llamado Neurovoz para procesar digitalmente la voz de los pacientes. Y, a partir de los resultados obtenidos, podrá diagnosticarse el párkinson.

Esta investigación, que parece de ciencia ficción, se basa en la hipótesis de que entre los enfermos de párkinson, incluso en los primeros estadios de la enfermedad donde no se observan síntomas, la voz y el habla sí que se ven afectadas.

A partir de esta teoría el equipo de investigadores ha desarrollado un biomarcador que, además de procesar digitalmente la voz, tiene capacidad de aprendizaje para detectar, clasificar y monitorizar los diferentes desórdenes neurológicos que se manifiestan a través de la voz, como ocurre cuando se tiene párkinson.

Las primeras pruebas han sido prometedoras, pero los biomarcadores siguen desarrollándose para obtener unos resultados aún más fiables.

Fuente:

  1. I. Godino-Llorente, S. Shattuck-Hufnagel, J. Y. Choi, L. Moro-Velázquez, J. A. Gómez-García: “Towards the identification of Idiopathic Parkinson’s Disease from the speech. New articulatory kinetic biomarkers”. PlosOne. 2017.