La vitamina D es fundamental para los huesos, el sistema inmunitario y también para los músculos. De ahí que un déficit suponga problemas de salud y, en el caso de los deportistas, un peor rendimiento físico y peor recuperación después de haber hecho ejercicio. Por el contrario, unos niveles adecuados de vitamina D mejoran la fuerza, la resistencia, la capacidad aeróbica y la potencia.

Para concretar cuál es la suplementación adecuada para mejorar el rendimiento de los deportistas investigadores de diferentes universidades españolas han llevado a cabo un estudio con 26 deportistas de élite(1). Fueron divididos en dos grupos: al primero se le administró 3.000 UI de vitamina D y al segundo un placebo.

Pasadas 8 semanas se constató que esa suplementación permitió mejorar el nivel de hierro en la sangre, así como su metabolismo, lo que afecta en gran medida al rendimiento deportivo. Y es que el hierro se une a la hemoglobina que transporta el oxígeno, lo que repercute en un mejor aprovechamiento de este y, en consecuencia, un mejor rendimiento muscular.

 

Fuentes:

  1. Mielgo-Ayuso J, Calleja-González J, Urdampilleta A, León-Guereño P, Córdova A, Caballero-García A, Fernández-Lázaro D: “Effects of Vitamin D Supplementation on Haematological Values and Muscle Recovery in Elite Male Traditional Rowers”. 2018.