Un equipo de investigadores del CSIC(1) ha desarrollado un novedoso dispositivo para facilitar el diagnóstico de la fibrosis quística, una patología hereditaria que afecta a unos 2.500 españoles. Esta enfermedad se caracteriza, entre otros síntomas, por un funcionamiento anormal de las glándulas mucosas y sudoríparas, lo que hace que el sudor sea más salado de lo normal.

El nuevo dispositivo consiste en un parche de unos ocho centímetros de largo por cuatro de ancho que se adhiere a la piel y lleva incorporado un sensor con dos pequeñas pantallas.

De este modo, el sudor entra en contacto con el sensor y el dispositivo se activa y enciende las pantallas: si el resultado es negativo se enciende solo una pantalla y si se confirma el diagnóstico de fibrosis quística se encienden las dos.

 

Fuentes:

  1. Laura Ortega, Anna Llorella, Juan Pablo Esquivel, Neus Sabaté Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC): “Self-powered smart patch for sweat conductivity monitoring”. Microsystems & Nanoengineering. 2019.