Un trasplante de corazón es en sí mismo una intervención peligrosa, pero a ello hay que sumarle el riesgo de que el cuerpo del paciente rechace el nuevo órgano. Para intentar predecir el riesgo de ese posible rechazo se suele realizar una biopsia endocárdica, una prueba que pone en riesgo la integridad del órgano, ya de por sí delicado tras la intervención, y que además no siempre es fiable.

Por ello un equipo de investigadores españoles(1) ha buscado nuevos métodos no invasivos y ha descubierto un complejo mitocondrial con el que se puede conocer, con una fiabilidad del 95%, el riesgo de rechazo. Denominado “uniportador de calcio mitocondrial” (MCU por sus siglas en inglés) y presente en la sangre, consiste en una serie de proteínas que regulan los niveles de calcio en las mitocondrias (las células encargadas de suministrar energía a todo el organismo, incluido el corazón).

Pues bien, cualquier alteración que sufra este marcador indicaría que se están produciendo alternaciones a nivel cardíaco, lo que podría implicar un posible rechazo del órgano. Lo mejor es que basta una simple extracción para analizar y confirmar ese riesgo y, en consecuencia, iniciar lo antes posible un tratamiento inmunosupresor.

Fuentes:

1. Tarazón E, Pérez-Carrillo L, García-Bolufer P, Triviño JC, Feijóo-Bandín S, Lago F, González-Juanatey JR, Martínez-Dolz L, Portolés M, Roselló-Lletí E. Circulating mitochondrial genes detect acute cardiac allograft rejection: Role of the mitochondrial calcium uniporter complex. Am J Transplant. 2020.