Un metaanálisis(1) sobre estudios centrados en la dieta cetogénica a lo largo de 20 años ha confirmado sus beneficios para tratar numerosas patologías, especialmente la diabetes.

En la dieta cetogénica se limita la ingesta de carbohidratos y proteínas metabolizadas, lo que consigue que el organismo pase a obtener la energía necesaria para su funcionamiento a partir de la grasa almacenada en el cuerpo.

Es por ello que esta dieta supone uno de los puntos clave en las investigaciones centradas en la diabetes tipo 2, ya que consigue mejorar el control glucémico, lo que permite a su vez reducir la toma de fármacos antidiabéticos.

No obstante, los investigadores advierten de que este tipo de dieta debe realizarse de manera adecuada y bajo la supervisión de un especialista. De lo contrario, existe el riesgo de carencia de nutrientes, así como de padecer cálculos renales y gota por un exceso de ácido úrico en las articulaciones.

Fuentes:

1. Nassib Bezerra Bueno, Ingrid Sofia Vieira de Melo, Suzana Lima de Oliveira and Terezinha da Rocha Ataide: “Very-low-carbohydrate ketogenic diet v. low-fat diet for long-term weight loss: a meta-analysis of randomised controlled trials”. British Journal of Nutrition. 2013