La cronoterapia es una técnica que consiste en regular y ajustar el reloj biológico, que no sólo es responsable de la correcta secreción de melatonina (hormona necesaria para que el organismo descanse y recupere energías), sino que además permite ajustar los horarios más recomendables para mantener una buena salud. Por ejemplo, indica cuál es la mejor hora para hacer ejercicio, comer o tomar los medicamentos prescritos.

Esta terapia ya existía desde hace tiempo, pero ha obtenido un mayor reconocimiento y atención a raíz de que el último Premio Nobel de Medicina recayera en los investigadores que desentrañaron el mecanismo de funcionamiento de los ritmos circadianos (los que sigue el reloj biológico).

En la última de estas investigaciones sobre cronoterapia se realizó un seguimiento de 420 personas durante 20 semanas, y se observó que el horario de comidas influía en la pérdida de peso hasta en un 70% con respecto a otros factores. De este modo, por ejemplo, los que comían después de las 15:00 perdían de media 4 kilos menos que los que ingerían la misma cantidad de calorías, pero comiendo antes.

Fuente: Garaulet M. y Gómez-Abellán P: “Chronobiology and obesity”. PubMed.gov.