Una investigación centrada en la diabetes realizó un seguimiento durante 18 años a 1.034 mujeres de entre 30 y 75 años. Entre ellas había personas con diabetes diagnosticada (48), diabetes sin diagnosticar (83), prediabetes (296) y sin ningún problema de azúcar en sangre (607).

Pasados 18 años 204 de las voluntarias habían muerto y la mayoría de las fallecidas (124) tenía diabetes y prediabetes. Asimismo, se constató que la principal causa de muerte fueron los problemas cardiovasculares (74), seguida del cáncer (72). Estos datos confirman los obtenidos en estudios previos, que señalan que en las mujeres con diabetes el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular es seis veces mayor con respecto a los hombres con diabetes. A ello contribuye el déficit de estrógenos que tiene lugar en la mujer postmenopaúsica, lo que conlleva una desprotección cardiovascular que se ve agravada con la diabetes.

Asimismo, a los investigadores les llamó la atención el número de fallecidas que antes del estudio no presentaban problemas de glucemia (80), por lo que han incidido en la necesidad de implantar programas fiables de detección precoz de la diabetes en los servicios de Atención Primaria.

 

  1. Jessica Ares, Sergio Valdés, Patricia Botas, Cecilia Sánchez-Ragnarsson et al.: “Mortality risk in adults according to categories of impaired glucose metabolism after 18 years of follow-up in the North of Spain: The Asturias Study”. PloS One. 2019.