Son muchos los fármacos anticolinérgicos que ya han sido señalados por su riesgo de desarrollar demencia. Es el caso de los antidepresivos, los medicamentos urológicos o los empleados en los tratamientos del párkinson, que además suelen prescribirse para tratamientos de larga duración. Ahora, un estudio de gran alcance realizado en Inglaterra(1) confirma que ese riesgo sigue existiendo hasta 20 años después de haber tomado los medicamentos.

En el estudio se realizó un seguimiento a todos los pacientes incluidos en la base de datos del Clinical Practice Research Datalink del Reino Unido que habían sido diagnosticados de demencia entre 2006 y 2015. Se relacionaron estos diagnósticos con las prescripciones de anticolinérgicos que recibieron entre 4 y 20 años antes del diagnóstico de demencia, y los resultados se compararon con un grupo de control de personas que no sufrían este trastorno.

Las conclusiones señalaron que existe una relación significativa entre cualquier anticolinérgico y el riesgo de demencia, ya fueran antidepresivos, fármacos de tipo urológico o para el párkinson. Y lo peor es que este riesgo seguiría estando presente incluso 20 años después de la exposición al fármaco.

 

Fuentes:

  1. Richardson K, Fox C, Maidment I, Steel N, y cols. Anticholinergic drugs and risk of dementia: case-control study. 2018.