Aunque ya se había confirmado que el omega 3 es muy beneficioso para la salud, hay que tener en cuenta el tipo de omega 3 que se está tomando y, sobre todo, cuál es la mejor combinación para obtener los mejores resultados.

Un estudio ha llegado así a la conclusión de que el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), dos tipos de omega 3, son los que ofrecen mayores beneficios, pero siempre y cuando se tomen de manera conjunta.

Para comprobar la eficacia de esta sinergia los investigadores contaron con un grupo de roedores a los que dividieron en cuatro grupos según el tipo de omega 3 que tomaban y de dónde se había obtenido éste: a un grupo se le dio una alimentación a base de grasas saturadas, a otro pienso enriquecido sólo con EPA procedente del alga Nannochloropsis, al tercero pienso enriquecido con DHA obtenido del alga Schizochytrium y el último se alimentó con ambos omega 3 combinados en aceite de hígado de bacalao. Observaron así que las ratas alimentadas con el aceite de pescado tenían una mayor capacidad de aprendizaje y que su memoria estaba más desarrollada.

Se confirma así que la combinación del EPA y el DHA, presente de manera natural en el pescado, es la más efectiva para beneficiarse de todas las propiedades del omega 3: acción antiinflamatoria (para hacer frente a enfermedades autoinmunes e inflamatorias como la artritis), prevención cardiovascular, mejoras cognitivas, reducción de los trastornos depresivos…

Fuente: Paula A. Lopes, Narcisa M. Bandarra, Susana V. Martins, Joana Martinho, Cristina M. Alfaia, Marta S. Madeira, Carlos Cardoso, Claudia Alfonso, María C. Paulo, Rui M. A. Pinto, José L. Guil-Guerrero and José A. M. Prates: “Markers of neuroprotection of combined EPA and DHA provided by fish oil are higher than those of EPA (Nannochloropsis) and DHA (Schizochytrium) from microalgae oils in Wistar rats”. Nutrition & Metabolism. 2017.