Uno de los mecanismos responsables de la resistencia de las bacterias a los fármacos aparece mucho antes de que se haya hecho uso de ese antibiótico. La explicación está en que estos fármacos antibacterianos, como por ejemplo la sulfamida, se emplean en los hospitales para hacer frente a las bacterias, pero también en la agricultura como tratamiento preventivo.

Ahora un estudio ha demostrado que el abuso de los antibióticos en la agricultura (al igual que sucede en la ganadería intensiva) es responsable de que las bacterias sean cada vez más resistentes a estos antibióticos(1). Y es que han descubierto que la capacidad de resistir a las sulfamidas procede de dos familias de bacterias presentes en la tierra (la Rhodobiaceae y la Leptospiraceae).

Según los investigadores, debido a lo mucho que se viene abusando de la sulfamida en la agricultura desde mediados del siglo XX, las características resistentes de estas bacterias han acabado transfiriéndose al resto.

 

Fuentes:

  1. Miquel Sánchez-Osuna, Pilar Cortés, Jordi Barbé et al.: “Origin of the Mobile Di-Hydro-Pteroate Synthase Gene Determining Sulfonamide Resistance in Clinical Isolates”. Frontiers in Microbiology. 2019.