La vista puede verse afectada por un excesivo consumo de tabaco, así como por la exposición a largo plazo a sus compuestos. Esto es lo que asegura un estudio realizado con 63 fumadores y 71 personas que no fumaban a los que realizaron varias pruebas visuales, sometiéndoles a diferentes estímulos mientras monitoreaban la actividad de sus ojos(1).

Pudieron comprobar así que en los fumadores se daba una pérdida de la visión, ya que no discriminaban los colores y los contrastes (es decir, que no podían detectar ni diferenciar correctamente los estímulos visuales), en comparación con los voluntarios que no fumaban. En concreto se habían producido importantes cambios en la percepción del rojo-verde y del azul-amarillo, cuyos colores confundían debido al efecto de las sustancias químicas neurotóxicas presentes en los cigarrillos.

Los investigadores señalan que estos problemas pueden deberse también a que la nicotina presente en los cigarrillos daña el sistema vascular, lo que afecta a los vasos sanguíneos de la retina.

 

Fuentes:

  1. Thiago P. Fernandes, Steven M. Silverstein, Natalia L. Almeida, Natanael A. Santos: “Visual impairments in tobacco use disorder”. Psychiatry Research. 2019.