Usted lo supo antes que nadie porque nosotros se lo habíamos adelantado hace unas semanas, pero ahora la postura de la Comisión Europea (CE) es oficial:

Ni va a revisar el marco actual sobre la homeopatía, ni va a lanzar ninguna iniciativa prohibiéndola o poniendo en contra de ella a los ciudadanos, ni va a sacar los medicamentos homeopáticos de las farmacias.

Más claro, agua.

Así de contundente es la posición de la Comisión ante el planteamiento del Gobierno de España, que lleva meses alentando una campaña contra la homeopatía que ha terminado llevando ante las altas instituciones europeas.

El eurodiputado José Blanco, con la intención sin duda de buscar respaldo a la postura del Gobierno de Pedro Sánchez en su persecución a la homeopatía, planteó a la CE si iba a modificar su legislación (es decir, prohibirla y poner trabas a los medicamentos homeopáticos). (1)

La respuesta oficial de la Comisión Europea deja meridianamente claro el respaldo de la Unión Europea a la homeopatía, ratificando además la condición de medicamentos de los medicamentos homeopáticos. (2)

También revela hasta qué punto el Gobierno de España se encuentra solo en su campaña de acoso a la homeopatía.

Y es que otra de las preguntas que José Blanco planteaba es si la Comisión había recibido demandas similares a la española de otros Estados miembros en relación a la homeopatía. La respuesta negativa demuestra que la beligerancia del actual Gobierno no encuentra aliados. El ejecutivo de Pedro Sánchez se encuentra aislado en su irracional batalla contra la homeopatía.

¡No podemos quedarnos ahora de brazos cruzados!

La respuesta de la Comisión Europea nos reafirma en nuestra postura en defensa de la homeopatía dentro del marco de la libertad de elección terapéutica de los pacientes y del respeto a los médicos que la prescriben sin pretender ni mucho menos que la homeopatía sea la única opción.

No podemos dejar que la disparatada postura de un gobierno prive a los pacientes españoles de los beneficios de los que disfrutan los pacientes del resto de Europa.

El propio Ministerio de Sanidad, unos años antes, había concluido respecto a la homeopatía que “los actuales niveles de evidencia pueden ser valorados como suficientes para justificar su utilización en determinadas situaciones clínicas”.

No podemos permitir que el capricho y las obsesiones de un gobierno atenten contra el derecho de miles de pacientes y pongan trabas a todo un país al acceso a una terapia que funciona.

¡Debemos unirnos en favor de la libertad de elección de los pacientes y en defensa de la homeopatía!

Contamos con el apoyo de toda Europa frente a la sinrazón de este Gobierno en lo que respecta a la homeopatía.

  • 100 millones de pacientes utilizan homeopatía en toda Europa.
  • Está incluida en los sistemas sanitarios públicos de países como Suiza, Francia o Reino Unido. De hecho solo en Francia la prescriben uno de cada cuatro médicos.
  • Y ahora la Comisión Europea la ha avalado expresa y firmemente frente a los ataques del Gobierno español.

La homeopatía está sufriendo una vil campaña de acoso, capitaneada por las propias autoridades sanitarias. Los que deberían velar por nuestra salud pretenden cercenar los derechos de los pacientes.

Los médicos que prescriben homeopatía, los farmacéuticos que la dispensan y recomiendan en sus farmacias y los pacientes que la utilizan están viviendo una delirante campaña de acoso, a la que están haciendo el juego ciertos medios de comunicación con oscuros intereses.

Con ello además se están poniendo trabas a su conocimiento y difusión.

No solo debemos velar porque los médicos puedan seguir prescribiendo homeopatía cuando lo consideren la opción más adecuada, así como que los pacientes puedan seguir beneficiándose de ella, sino que debemos ir más allá aún, protegiendo su conocimiento y difusión.

No nos cerrarán la boca. No nos amedrantarán. Y menos ahora que nos sabemos respaldados por las máximas autoridades europeas.

¡Le necesitamos!

Por eso le pedimos que nos ayude firmando esta petición en favor de la homeopatía y de la libertad de elección terapéutica de los pacientes.

Si ya la ha firmado, le pedimos que la comporta con cuantas más personas, sean o no usuarias de homeopatía. Porque lo que está en juego es nuestra libertad de elección terapéutica como pacientes y la defensa de la mejor sanidad.

Esta petición es la forma de proteger el derecho de todo paciente a disponer de más opciones a la hora de ser tratado por su médico, y de impedir que los ataques injustificados e interesados a una terapia que funciona impidan a más pacientes beneficiarse de ella.

Sabemos que esta petición está levantando ampollas y cerrando muchas bocas y debemos llegar hasta el final.

Casi 50.000 personas ya la han firmado. Son muchas, pero debemos ser aún más, para lograr acabar de una vez por todas con esta situación.

Por favor, ayúdenos con su firma a difundir este mensaje.

Firmemos todos para que cada vez más gente conozca la homeopatía y pueda beneficiarse de ella para prevenir, aliviar y curar enfermedades. Porque Medicina solo hay una, y en ella cabe perfectamente la homeopatía.

En el siguiente enlace podrá leer la petición completa con todos los argumentos para defender la homeopatía y el derecho de los ciudadanos a tratar su salud con terapias que suman y aportan valor.

Lea aquí los motivos por los que firmar esta petición es tan importante.

Fuentes:

  1. Reproducción de la pregunta con solicitud de respuesta escrita E-004948-18 a la Comisión. Artículo 130 del Reglamento. José Blanco López (S&D). 28 de septiembre de 2018″Asunto: Homeopatía

    Recientemente el Gobierno español ha trasladado a la Comisión Europea la conveniencia de modificar la legislación vigente sobre la homeopatía. La Directiva 2001/83/CE por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos para uso humano dispone que «toda regulación en materia de producción, distribución o utilización de los medicamentos debe tener por objetivo esencial la salvaguardia de la salud pública».

    En este contexto, el Gobierno español ha estimado contrario a la citada Directiva considerar los productos homeopáticos como medicamentos, al tiempo que ha considerado que ello produce confusión entre la población en relación con las propiedades de los productos y constituye un riesgo cada vez más notable para la salud de los consumidores.

    1) ¿Ha recibido la Comisión comunicaciones similares de otros Estados miembros en relación con la conveniencia de modificar la legislación vigente?

    2) ¿Prevé modificar las actuales definiciones de «medicamento» y «medicamento homeopático» recogidas en la Directiva 2001/83/CE y aprobar un marco regulador estandarizado que clarifique el escenario tanto a los profesionales sanitarios como a los ciudadanos?

    3) ¿Prevé prohibir los reclamos promocionales de eficacia, seguridad y calidad cuando no haya pruebas demostrables y reproducibles sobre los productos homeopáticos?”

  2. Reproducción de la respuesta del Sr. Andriukaitis en nombre de la Comisión Europea a pregunta E-004948/2018. 23 de noviembre de 20181) La Comisión no tiene constancia de solicitudes similares de otros Estados miembros para que se modifique la legislación actual sobre los medicamentos homeopáticos.

    2) La Comisión considera que el marco normativo actual de los medicamentos homeopáticos tiene en cuenta su carácter específico y halla un equilibrio entre garantizar su calidad y seguridad e informar a los consumidores, incluyendo a los profesionales sanitarios, al tiempo que ofrece a los ciudadanos acceso a estos productos. En particular, los productores no asociarán las declaraciones de carácter clínico con los medicamentos homeopáticos sin que se haya demostrado su eficacia terapéutica. Además, la etiqueta de estos productos incluirá la indicación «medicamento homeopático sin indicaciones terapéuticas aprobadas» y una advertencia para que el usuario consulte a un médico si los síntomas persisten. La Comisión no tiene previsto en esta fase evaluar ni modificar la legislación sobre medicamentos homeopáticos.

    3) La Directiva 2001/83/CE(1) exige que tanto los medicamentos homeopáticos como los medicamentos convencionales se sometan al mismo control en términos de fabricación, distribución y vigilancia farmacológica y establece disposiciones de seguridad específicas para los medicamentos homeopáticos sin declaraciones de propiedades terapéuticas. La Directiva especifica qué información puede emplearse para anunciar dichos productos y no permite el uso de información relativa a su eficacia clínica.

    Compete al Estado miembro supervisar que la publicidad de los medicamentos sea conforme a la legislación. Por último, los Estados miembros siguen teniendo libertad para adoptar acciones a escala nacional con el fin de incrementar la concienciación en torno a las características específicas de los medicamentos homeopáticos.