Reciba nuestro e-letter gratuito

Equinácea: ¿Qué propiedades tiene?

Compartir

Cuando el cuerpo sufre una agresión infecciosa, sea del tipo que sea, la equinácea actúa en 3 fases: (1)

  • 1ª. Activa la fagocitosis, por la cual las células destruyen a los microbios (digiriéndolos).
  • 2ª. Estimula los fibroblastos, células que intervienen en la cicatrización del tejido conectivo.
  • 3ª. Mejora la movilidad de los leucocitos, los glóbulos blancos encargados de destruir los agentes patógenos y de neutralizar las sustancias tóxicas.

Equinácea
Es decir, que esta planta de nombre botánico Echinacea purpurea, E. pallida o E. angustifolia posee propiedades inmunoestimulantes realmente complejas.
Eso es lo que explica que sea eficaz en situaciones tan diversas: desde resfriados y gripes a heridas, mordeduras, picaduras venenosas

Esto último lo sabían muy bien los amerindios, que usaron tradicionalmente esta planta frente a un sinfín de dolencias, muchas de las cuales eran prácticamente sinónimo de muerte.

Principales propiedades de la equinácea

En realidad, la equinácea es prima lejana de la margarita que todos conocemos.

Y no es de extrañar que sea una de las plantas favoritas de muchos jardineros, tanto por su grácil porte como por su bellísimo “tocado” de tonos rosas.

En cambio, por mucho que deslumbre a la vista lo realmente importante son las increíbles virtudes medicinales que lleva aportándonos desde hace siglos.

Y en particular como inmunoestimulante, pues su eficacia no tiene prácticamente parangón en toda la Naturaleza.

Esto se debe a que actúa en dos vías muy bien diferenciadas:

  • Por un lado, algunos de sus principios activos consolidan la matriz extracelular evitando el paso de agentes nocivos de tipo virus, bacterias, etc.
  • Por el otro lado, los polisacáridos que contienen sus raíces nutren la flora intestinal, responsable de cerca del 80% de la producción de células inmunitarias. (2)

¡De ahí que actúe como una auténtica bomba impulsando nuestro sistema de defensa!

¿Cómo se toma la equinácea?

No le costará encontrar en tiendas especializadas y herbolarios los formatos que está a punto de ver. Eso sí, las posologías son meramente orientativas; lo mejor será que se guíe de las indicaciones del laboratorio fabricante.

  • Tintura: especialmente en caso de síntomas de resfriado, hay que tomar a razón de 1 cucharadita diluida en un vaso de agua cada 2 horas durante el primer día. Luego 1 cucharadita de 3 a 4 veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.
  • Extracto estandarizado: bastan 4 cucharaditas al día diluidas en 1 vaso de agua o de infusión durante la fase crítica de la infección (en la que se presentan más síntomas).
  • Comprimidos: a razón de entre 1 y 3 al día en las fases agudas.
  • Crema o ungüento (para afecciones cutáneas): realice 1 ó 2 aplicaciones diarias en las zonas afectadas durante la fase aguda.

Tenga esto en cuenta

Lo cierto es que la alergia a las asteráceas, familia a la que pertenece la equinácea, es bastante común. En ese caso, por supuesto, su consumo debe evitarse.

Y también cabe tener presente que esta planta aumenta la presencia de glóbulos blancos en la sangre, por lo que conviene decírselo al médico a la hora de hacerse un análisis de sangre.

Por último, hay ciertos casos en los que esta planta podría provocar dolor de estómago. Si le ocurre esto, mi consejo es que apueste por el formato de tintura y la diluya en una mayor cantidad de agua para tomarla.

Si no, también podrá optar por esta fantástica alternativa que se conoce como “la equinácea india”.

Sin duda la equinácea es una herramienta que todos deberíamos tener a mano en los fríos meses que quedan por delante. Si cree que alguien de su entorno va a agradecer esta información, no lo dude y reenvíele directamente este e-mail.

Y si quiere conocer más remedios herbales que la Naturaleza pone a nuestra disposición para cuidar de la salud, aquí puede informarse sobre cómo hacerlo.

Fuentes

1.Ginebra. World Health Organization; 1999. “WHO monographs on selected medicinal plants”. Pp. 136-45.

2.“Gut microbiota and digestion of polysaccharides”. Article. Literature Review in Medecine sciences: M/S 30(3):259-65 – March 2014 with 2,837 Reads. PubMed.


Comentarios 0 comentarios