En España el 10% de los hombres sufre incurvación congénita del pene, una afección que hace que cuando el miembro está erecto se doble hacia abajo, lo que dificulta el mantener relaciones sexuales y además crea una gran ansiedad.

La incurvación congénita de pene, que suele manifestarse durante la juventud y acompaña al hombre durante toda su vida, suele deberse a una desproporción de los cuerpos cavernosos (los responsables de que tenga lugar la erección) en relación con la uretra (conducto por el que es expulsada la orina).

Sin embargo, pese a que este problema puede solucionarse con una pequeña operación, son muchos los que lo padecen en silencio y durante años, por miedo a hablar de un tema considerado tabú.

Si es su caso, no tenga miedo de hablar con su médico sobre un problema que puede estar afectando a su calidad de vida. Recibir el diagnóstico y el tratamiento adecuado siempre es el primer paso para solucionar todos sus problemas de salud.

Fuentes: Asociación Española de Urología: “Enfermedad de la Peyronie y otras alteraciones morfométricas del pene”.

E. Wespes, K. Hatzimouratidis, I. Eardley, F. Giuliano, D. Hatzichristou, I. Moncada, A. Salonia, Y. Vardi: “Guidelines on penile curvature”.