Las personas que trabajan en turnos de noche tienen más riesgo de desarrollar fibrilación auricular. Así lo han concluido los investigadores de un estudio recientemente publicado en la revista European Heart Journal(1).

Para determinar esta posible relación se analizaron las historias de 283.657 personas y se observó que, efectivamente, cuanto más tiempo y más a menudo trabaje una persona en turno de noche a lo largo de su vida, más riesgo tendrá de sufrir fibrilación auricular (es decir, un ritmo acelerado del corazón, lo que aumenta el riesgo de padecer todo tipo de problemas cardiovasculares).

Así, aquellas personas que trabajan en turnos de noche de forma esporádica tienen un 12% más de riesgo de desarrollar esta patología, si realizan ese turno durante al menos 10 años el riesgo sube a un 18% y, si trabajan de entre 3 y 8 turnos de noche al mes durante 10 años o más, alcanza el 22%.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Si usted trabaja en turnos de noche (o conoce a alguien que lo haga), debe saber que puede reducir ese riesgo… ¡moviéndose! Y es que se ha observado que las personas que realizan al menos 150 minutos de actividad física moderada (ó 75 de actividad intensa) a la semana tienen un menor riesgo de sufrir fibrilación auricular.  

Fuentes:

1. Ningjian Wang, Ying Sun, Haojie Zhang et al.: “Long-term night shift work is associated with the risk of atrial fibrillation and coronary heart disease”. European Heart Journal. 2021.