Una reciente investigación ha puesto el foco de atención en las nitronas y su gran potencial para el tratamiento de la pérdida auditiva(1). Estas son unas moléculas capaces de atrapar los dañinos radicales libres y reducir el estrés oxidativo, lo que conlleva un importante efecto neuroprotector.

Ya se había demostrado la eficacia de esta sustancia en casos de isquemia cerebral, pero el nuevo estudio ha observado que también podría ayudar ante la pérdida auditiva. Y es que uno de los mecanismos que desencadenan -y agravan- este trastorno es precisamente el estrés oxidativo, da igual si la pérdida se ha debido a una excesiva exposición al ruido, al deterioro propio del envejecimiento o, incluso, a la toma de ciertos fármacos con efectos tóxicos para los oídos (por ejemplo, betabloqueantes, antimaláricos…).

El siguiente paso es desarrollar nuevos tratamientos a base de nitronas que formen parte de las terapias en caso de pérdida auditiva y, de hecho, ya se están realizando los primeros ensayos in vitro e in vivo.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Los oídos son extremadamente delicados, hasta el punto de que cualquier ruido especialmente fuerte puede causar daños permanentes. Por ello, para evitar la pérdida auditiva, la primera medida debe ser la prevención (aquí descubrirá algunos consejos para cuidarlos). Y si ya ha empezado a notar que no oye como antes, es hora de tomar otras medidas (por ejemplo, apostar por este complemento).

Fuentes: 

  1. Isabel Varela-Nieto, Silvia Murillo-Cuesta, Lourdes Rodríguez-de la Rosa et al.: “Use of Radical Oxygen Species Scavenger Nitrones to Treat Oxidative Stress-Mediated Hearing Loss: State of the Art and Challenges”. Frontiers in Cellular Neuroscience. 2021.