Un grupo de investigadores(1) ha descubierto que el litio parece prolongar la vida de las drosófilas, las también conocidas como “moscas de la fruta” entre un 16 y un 18%.

Estas moscas se utilizan como modelo en todos los estudios científicos sobre el envejecimiento, ya que comparten con los seres humanos el 75% de los genes ligados a la aparición de enfermedades.

Según los investigadores, el litio reforzaría las defensas de sus células contra el estrés oxidativo, además de estimular el crecimiento y la supervivencia de sus neuronas.

Así pues, estos resultados confirman los beneficios del litio sobre la salud, siempre que sea en pequeñas dosis (de 1 a 2 mg al día) y siempre bajo supervisión médica.

Fuentes:

  1. Castillo-Quan JI, Li L, Kinghorn KJ, et al: “Lithium promotes longevity trhough GSK3/NRF2- dependent hormesis”. Cell Rep 2016.