Las madres que dan el pecho a sus hijos durante al menos 15 meses, ya sea a lo largo de uno o varios embarazos, tienen menos probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple.

Para obtener estas conclusiones se realizó el seguimiento a 397 mujeres con una edad media de 37 años y que habían sido diagnosticadas de esclerosis múltiple. Esos resultados se compararon con los obtenidos de 433 mujeres de características similares en cuanto a edad y raza, pero que no tenían esta enfermedad.

Se confirmó así que las mujeres que habían dado el pecho a uno o más niños durante un tiempo acumulado de 15 meses o más eran un 53% menos propensas a desarrollar esclerosis múltiple con respecto a las que no habían dado el pecho o lo hicieron sólo durante un máximo de 4 meses.

A la vista de estos resultados, los responsables del estudio señalan que debe fomentarse entre las madres la opción de dar el pecho a sus hijos. Y es que, además de reducir el riesgo de sufrir esclerosis múltiple, otros estudios confirman que también ayuda a prevenir el cáncer de mama, el cáncer de ovario y la diabetes tipo 2.