¿En su trabajo suele estar sentado? Y después, cuando llega a casa, ¿le gusta relajarse viendo la televisión durante horas? Un estudio(1) asegura que si al tiempo que se permanece sentado en el trabajo luego se suman más de 4 horas viendo la televisión, el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular puede llegar a duplicarse.

Para el estudio contaron con 3.592 adultos a los que realizaron un seguimiento durante 8 años y medio. En ese tiempo los participantes debieron informar sobre el tiempo que dedicaban al día a ver la televisión, a hacer ejercicio y a trabajar, así como el tipo de trabajo que hacían (si estaban sentados o no). Al analizar los resultados constataron que no existía un mayor riesgo cardiovascular entre los que pasaban más tiempo sentados en el trabajo, pero sí en los que luego en casa veían la televisión durante horas.

Ahora bien, observaron que esas personas que estaban sentadas tanto en el trabajo como en casa conseguían contrarrestar los efectos negativos con la práctica de ejercicio. Eso sí, para conseguir esos beneficios era necesario realizar al menos 150 minutos de ejercicio a la semana.

 

Fuentes:

  1. Jeanette M. García, Andrea T. Duran, Joseph E. Schwartz et al.: “Types of Sedentary Behavior and Risk of Cardiovascular Events and Mortality in Blacks: The Jackson Heart Study”. Journal of the American Heart Association. 2019.