La primera recomendación, por supuesto, es no excederse con los brindis. Pero si ve que estos se acumulan, aquí van algunos consejos para evitar los síntomas de la resaca (náuseas, dolor de cabeza, malestar, fatiga…):

  • Si va a tomar alguna copa, opte por los alcoholes blancos (ginebra, vodka…), pues se ha demostrado que causan menos estragos que los oscuros (whisky, ron…)(1). Y mejor evite las mezclas.
  • Beba mucha agua. Al beber alcohol en exceso suele aparece dolor de cabeza, falta de energía, sueño agitado… Todos ellos son síntomas de una deshidratación provocada por el alcohol y, por ello, debe beber agua junto con el alcohol. Tanto antes y después como durante.
  • No consuma alimentos de efecto diurético, pues aumentan las ganas de orinar y el riesgo de deshidratación. Algunos alimentos diuréticos son piña, cítricos, remolacha, tomate, zanahorias, espárragos, calabacín, coliflor…
  • Tome nashis. Un último recurso, un poco más exótico, eso sí, consiste en tomar nashis, un tipo de pera asiática de propiedades hipocolesterolemiantes y antiinflamatorias que, además, se ha descubierto que refuerza la actividad de las enzimas hepáticas encargadas de metabolizar el alcohol, lo que evita sus efectos nocivos. Tomar 3 de estos frutos (ó 220 ml de su zumo) antes de la celebración bastarían para obtener estos sorprendentes efectos.

Fuentes:

  1. Rohsenow DJ, Howland J, Arnedt JT et al.: “Intoxication with bourbon versus vodka: effects on hangover, sleep, and next-day neurocog- nitive performance in young adults”. Alcohol Clin Exp Res. 2010.