En un mundo de falsas promesas y medias verdades, cuando le hablan de perder peso lo mínimo que puede pedir es claridad y sinceridad. Y estas semillas de cacao de la exclusiva variedad criollo que le quiero presentar hoy le van a permitir adelgazar (además de otros muchos beneficios más).

Así que vamos allá.

Con total transparencia le diré que si usted toma estas semillas de cacao 100% puro y ecológico entre horas, podrá adelgazar sin pasar hambre, porque directamente no la tendrá. Es decir, se sentirá saciado cuando lleguen las comidas principales, comerá menos y perderá los kilos que le sobran.

Y siguiendo con la sinceridad, también le aviso de que su sabor no es el que podría esperar del chocolate o los cacaos solubles tradicionales. De hecho, es probable que hasta le sepa “diferente”. Pero no olvide que el objetivo es que usted se beneficie de su increíble poder saciante además de otras extraordinarias propiedades saludables, que las tiene y no son pocas.

Este exclusivo cacao puro y ecológico está llamado a acompañar como snack saludable entre horas a esa pieza de fruta o a la fibra con efecto saciante, porque además de cumplir esa función le ofrece beneficios como alimento energizante, para su salud cardiovascular, como antioxidante, antiinflamatorio…

Así que en la tarea de perder peso y ganar salud, muy pocos alimentos naturales pueden competir con él.

Si usted es amante de la salud natural, le invito a que lo pruebe. Pronto empezará a disfrutar de todas las consecuencias beneficiosas que le suponen encontrarse en su peso ideal.

Por ejemplo:

  • Mejorar su humor y su estado de ánimo.
  • Sentirse más dinámico y vital.
  • Tener mayor agilidad mental y mejorar las capacidades cognitivas.
  • Disminuir radicalmente el riesgo de padecer enfermedades asociadas al sobrepeso: diabetes tipo 2, hipertensión, accidente cerebrovascular, niveles altos de colesterol y triglicéridos, enfermedad coronaria…

¿Y va a lograr todo esto simplemente tomando unas semillas de cacao?

Así, es. Aunque usted está habituado a que desde Tener S@lud le recomiende cada semana un complemento nutricional y éste no lo sea exactamente, le garantizo que obtendrá un espectacular efecto saciante y se sentirá más sano de forma totalmente natural.

¿Le seduce la idea? Pues déjeme que le cuente antes algunas cosas más de las semillas de cacao puro que le ayudarán a conseguirlo.

Un poco de historia

El mismo cacao que le va a servir ahora para perder peso llegó a nosotros hace cinco siglos desde América, de la mano de Cristóbal Colón.

Los relatos de los primeros exploradores europeos hablan del xoc-tl o chorote, una bebida fría elaborada a base de semillas de cacao aromatizadas con vainilla y otras especias, muy apreciada en grandes zonas de Mesoamérica y cuyo uso se remonta, según los arqueólogos, a la época olmeca.

Poco después, a fines del siglo XVI, llegó a España el chocolate, un “agua de cacao” con maíz y muchos saborizantes generada en el nuevo mundo. Al popularizarse debido a su sabor tan particular, la bebida fue sometida a un análisis médico riguroso según la teoría de los humores para dictaminar su salubridad, del cual salió airosa. (1)

Pero, ¿qué era exactamente esta semilla misteriosa que tanto éxito tenía entre la población?

El cacao, un regalo de los dioses

El cacao es la semilla del fruto del cacaotero o cacaotal (Theobroma cacao L., familia Malvaceae), un árbol originario de las orillas de los ríos Amazonas y Orinoco donde todavía sigue creciendo en estado salvaje. (2)

Sus granos, de unos 2 cm de longitud, están rodeadas de mucílago, una pulpa blanquecina que se utiliza para hacer el chocolate mientras se fermentan y se secan las semillas crudas. (3)

De los tres principales cultivos actuales de cacao, el “criollo” (que es precisamente el que le recomiendo yo hoy) produce las semillas más selectas y exclusivas, y sólo supone el 10% de la producción mundial. Le siguen las variedades “Forastero” y “Trinitario”. (4)

Pero al margen de su origen 100% natural, parece que el cacao tuviera algo mágico, tal y como recogen algunas culturas de la antigüedad. La mitología maya, por ejemplo, veía en él un regalo de su deidad principal, Quetzalcoal, mientras que su nombre científico procede del griego theobroma y significa “alimento de los dioses”. (5)

Lo que está claro es que no iban nada desencaminadas estas antiguas civilizaciones, pues en el cacao nos encontramos ante una inagotable fuente de salud:

✓ El cacao está considerado como un superalimento, gracias a que aporta más de 50 sustancias nutritivas y con actividad biológica.

✓ Es rico en vitaminas A, E y en vitaminas del grupo B como el ácido fólico (B9), la tiamina (B1) y la piridoxina (B6), así como en minerales como potasio, magnesio, fósforo y calcio. (6)

✓ También concentra sustancias estimulantes, como la cafeína y la teobromina, y además posee un alto contenido en compuestos polifenólicos (catequinas, proantocianidinas y fitoesteroles) responsables de su acción antioxidante, antiinflamatoria y cardioprotectora. (7)

Como puede ver, además de su insospechada capacidad para hacerle perder peso, el cacao le ofrece también otras propiedades saludables (todas ellas demostradas por rigurosos estudios científicos) que le ayudarán a sentirse mejor y más sano una vez finalice su dieta.

Le resumo estos importantes beneficios, algunos de ellos pocos conocidos.

El cacao puro ecológico: gane salud…

La primera consecuencia de la extraordinaria riqueza en micronutrientes y el elevado contenido en potasio del cacao son sus propiedades para hacer frente a la hipertensión arterial. (8)

Además, como le acabo de comentar, el cacao también contiene teobromina y cafeína, dos estimulantes naturales. A pesar de ser importantes individualmente por su incidencia sobre el sistema nervioso central, recientemente se ha observado que sus efectos se incrementan por la combinación de ambas sustancias. Así, trabajando en sinergia, permiten:

  • Mejorar el humor, la agilidad mental y las capacidades cognitivas. (9) (10)
  • Revitalizar el organismo como alimento energético, indicado para la práctica deportiva y en situaciones de estrés que demandan un plus de energía. (11)
  • La teobromina también se ha relacionado con la prevención de la arterioesclerosis (endurecimiento de los vasos sanguíneos debido a la acumulación excesiva de lípidos). Parece ser que esta molécula podría ser la responsable de incrementar los niveles de HDL en sangre (el llamado “colesterol bueno”). (12)

Pero no acaban aquí las propiedades cardiosaludables del cacao. Por un lado, la presencia de isoflavonas -antioxidantes y antiinflamatorias- ayuda a reducir el colesterol en la sangre. (13) (14) (15)

Y por el otro, su elevado aporte de flavonoides, sustancias antioxidantes y vasodilatadoras, reduce la inflamación, la presión arterial e inhiben la actividad plaquetaria, como acreditan algunos estudios in vitro. (16) (17)

Quién le iba a decir que el cacao tuviera tal cantidad de beneficios cardiosaludables, ¿verdad? Sobre todo cuando históricamente la percepción popular ha asociado el chocolate al sobrepeso y éste a su vez a casi todas las patologías del sistema cardiovascular. Pues bien, otro estudio aconseja a las personas con factores de riesgo asociados (tensión elevada, colesterol alto, dislipemias…) y antecedentes de enfermedad cardiovascular el consumo de cacao puro. (18)

A estas alturas ya tendrá claro que tomando cacao usted puede ganar mucho en salud. Déjeme hablarle ahora de esa otra propiedad del cacao que le descubrí al principio y que le va a permitir adelgazar de forma natural.

… y pierda los kilos que le sobran

Sin duda una de las virtudes del cacao menos conocidas para ayudarle a adelgazar es su capacidad para favorecer la sensación de saciedad. (19)

Así, lejos del falso mito de que el cacao engorda, consumido en cantidades moderadas ayuda al control del peso corporal.

La explicación está en que su destacado aporte de fibra ayuda a regular el tiempo de tránsito intestinal y actúa como saciante, eliminando las ganas de comer. (20)

Así lo corrobora un estudio científico realizado en mujeres con diferentes grados de sobrepeso que demostró que el consumo diario de derivados del cacao natural, rico en flavonoides, tiene efectos antiobesidad y contribuye a reducir el riesgo de otras complicaciones. (21)

Además, los componentes del cacao natural también regulan nuestro metabolismo hormonal, concretamente el de los corticoides, lo que supone una ayuda adicional para evitar los problemas de salud causados por la obesidad. (22)

No tenga ninguna duda: con estas semillas de cacao usted va a poder perder peso y ganar en salud. Pero para ello tiene que saber cómo consumirlas para que sean totalmente efectivas. Se lo explico ahora mismo.

Cómo tomar cacao crudo, puro y ecológico

Creo que los estudios que acabamos de ver confirman las propiedades saciantes y saludables que le ofrece el cacao en estado puro. Pero es importante que tenga clara una cosa: ¡no cualquier cacao vale!

Usted ya sabe que las variedades de chocolate que se encuentran habitualmente en el supermercado no son lo más aconsejable: blanco, con leche, con galletas… En ellos el contenido en grasas saturadas y azúcares simples oscila entre elevado y muy elevado.

Y desde luego, no es ese el tipo de cacao al que hacen referencia los estudios que le acabo de mostrar ni el que atesora tantas propiedades saludables, sino al cacao puro, sin aditivos ni artificios, ecológico y de la máxima calidad. El que se encuentra en las propias semillas de cacao en crudo, ya que al no haber sido tostadas conservan todas sus propiedades nutritivas intactas.

Son éstas.

Así que le animo a que lleve consigo un puñado de las semillas de cacao bio de la variedad criollo (el cacao más escaso y de máxima calidad) que hoy le recomiendo, y se las tome directamente entre horas en forma de snack saludable. Aunque, si lo prefiere, también las puede consumir en polvo o machacadas junto a batidos, yogures o en otro tipo de recetas. Ya le mencioné al principio que su sabor es diferente y lo importante es su capacidad para hacerle comer menos y, por consiguiente, ayudarle a adelgazar.

Por eso, estas semillas están especialmente indicadas si usted está siguiendo una dieta o si su índice de masa corporal (IMC) se sitúa por encima de 25, es decir, sufre sobrepeso y tiene algunos factores de riesgo asociados.

Si echa un vistazo a su etiqueta, descubrirá su alto contenido en fibra (26 gr de fibra por cada 100gr) que le confiere un gran poder saciante y actúa como un auténtico supresor del apetito, algo que sin duda agradecerá si se quiere reducir o sencillamente controlar su peso.

El momento ideal para consumirlas es entre horas, ya que le evitarán llegar con demasiada hambre a las comidas principales. ¿Que le entran ganas de picar algo a media mañana? Pues se toma una semilla de cacao. Y si repite la operación a la hora de la merienda, le garantizo que tendrá menos hambre cuando se siente a cenar.

Como a usted le preocupa la alimentación saludable, seguramente ya toma frutas, lácteos fermentados bajos en grasa o alguna tisana a esas horas intermedias. Pero, nada (y quiero decir nada) combina un alto poder saciante con tantas propiedades saludables como estas semillas de cacao puro ecológico.

Le invito a que las pruebe y lo compruebe pidiendo ahora sus semillas de cacao puro en el siguiente enlace:

Sí, quiero adelgazar con semillas de cacao crudo ecológico como snack saludable, con 0% azúcares simples y rico en antioxidantes y nutrientes.

P.D.: Si afortunadamente usted no necesita adelgazar, pero sí conoce a alguien con problemas de peso, reenvíele este mensaje. Con estas semillas de cacao puro ecológico le ayudará a deshacerse de los kilos de más y a que se sienta mucho mejor.

******************************

Fuentes:

  1. Chocolate: historia de un nahuatlismo. Ascensión Hernández Triviño. Estudios de cultura náhuatl 46, julio-diciembre de 2013, p. 37-87.
  2. Knapp, A. (2013) Cocoa and Chocolate-Their History from Plantation to Consumer. Read Books Ltd.
  3. Niemenak et al. (2010) Phenological growth stages of cacao plants (Theobroma sp.): codification and description according to the BBCH scale. Ann of App Biol 156(1): 13-24.
  4. Bartley B. G. D (2005) The genetic diversity of cacao and its utilization. Wallingford, UK: CABI Publishing. 341 pp.
  5. Batchelder, T. (2004) The cultural pharmacology of chocolate. Townsend Letter for Doctors and Patients, (256) 103-107.
  6. Afoakwa et al. (2013) Chemical composition and physical quality characteristics of Ghanaian cocoa beans as affected by pulp pre-conditioning and fermentation. J Food Sci Technol 50(6): 1097-1105.
  7. Rafecas and Codony (2000) Estudio nutricional del cacao y productos derivados.Instituto del Cacao y el Chocolate (ICC), Universidad de Barcelona. España. Bartley B. G. D (2005) The genetic diversity of cacao and its utilization. Wallingford, UK: CABI Publishing. 341 pp.
  8. Alleyne T, Alleyne A, Arrindell D, et al. Short term effects of cocoa consumption on blood pressure. West Indian Med J. 2014 Aug; 63(4):312-7.
  9. Franco et al. (2013) Health benefits of methylxanthines in cacao and chocolate. Nutrients 5(10): 4159-4173.
  10. De Araujo QR, Gattward JN, Almoosawi S, et al. Cacao and Human Health: from Head to Foot – A Review. Crit Rev Food Sci Nutr. 2013 Aug 24.
  11. Fernández JM, Fuentes-Jiménez F, López-Miranda J. Función endotelial y ejercicio físico. Rev Andal Med Deporte. 2009;2(2):61-9.
  12. Neufingerl et al. (2013) Effect of cocoa and theobromine consumption on serum HDL-cholesterol concentrations: a randomized controlled trial. Am J Clin Nutr 97: 1201-1209.
  13. Wollgast and Anklam (2000) Review on polyphenols in Theobroma cacao: changes in composition during the manufacture of chocolate and methodology for identification and quantification. Food Res Int 33(6).
  14. Tokede OA, Gaziano JM, Djousse L. Effects of cocoa products/dark chocolate on serum lipids: a meta-analysis. European Journal of Clinical Nutrition 2011; 65(8): 879-886.
  15. Jia, L, Liu X, Bai YY et al. Short-term effect of cocoa product consumption on lipid profile: a meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr. 2010; 92: 218–25.
  16. Engler and Engler (2006) The emerging role of flavonoid-rich cocoa and chocolate in cardiovascular health and disease. Nutrition reviews 64(3): 109-118.
  17. Heiss et al. (2003) Vascular effects of cocoa rich in flavan-3-ols. Jama 290(8): 1030-1031.
  18. Corti R, Flammer AJ, Hollenberg NK, Lüscher TF. Cocoa and cardiovascular health. Circulation 2009;119:1433-41.
  19. Rafecas and Codony (2000) Estudio nutricional del cacao y productos derivados.Instituto del Cacao y el Chocolate (ICC), Universidad de Barcelona. España.
  20. De Araujo QR, Gattward JN, Almoosawi S, et al. Cacao and Human Health: from Head to Foot. Crit Rev Food Sci Nutr. 2013 Aug 24.
  21. McFarlin BK, Venable AS, Henning AL. Et al. Natural cocoa consumption:Potential to reduce atherogenic fcators? J Nutr Biochem. 2015 Jun;26(6):626-32.
  22. De Araujo QR, Gattward JN, Almoosawi S, et al. Cacao and Human Health: from Head to Foot. Crit Rev Food Sci Nutr. 2013 Aug 24.