Contrariamente a lo que se cree la principal fuente de calcio no procede de los productos lácteos. En realidad, la leche es la principal fuente de fósforo. Además, si toma calcio con fosfato, el calcio se absorbe mucho peor.

Entre las fuentes de calcio destacan:

  • Bebidas vegetales enriquecidas en calcio y vitamina D.
  • Aguas mineralizadas enriquecidas en calcio.
  • Oleaginosas (especialmente las almendras, ya sean enteras, en polvo o en crema).
  • Col, coliflor, brócoli, kale y vegetales de hoja verde (espinacas, acelgas…).
  • Sardinillas enteras (las espinas son ricas en calcio).
  • Algas (kombu, wakame…).