La apigenina, un flavonoide presente en algunos vegetales como el perejil o el tomillo, ayuda a reforzar las conexiones entre las neuronas, lo que la convierte en una excelente aliada para tratar enfermedades neurodegenerativas como la esquizofrenia, el alzhéimer o el párkinson, así como la depresión.

Ya se han realizado numerosos experimentos en animales que confirman la eficacia de la apigenina para mejorar la memoria y el aprendizaje. Pero el último estudio, llevado a cabo por varios equipos de investigadores de Brasil, ha demostrado los efectos positivos de la apigenina en las células humanas.

Comprobaron así que, tras aplicar apigenina en células madres, pasados tan sólo 25 días estas células se habían convertido directamente en neuronas y con unas conexiones entre ellas increíblemente fuertes. De este modo, la apigenina se revela como un importante aliado para mejorar el funcionamiento del cerebro.

Fuente: Cleide S. Souza, Bruna S. Paulsen, Sylvie Devalle, Silvia Lima Costa, Helena L. Borges, Stevens K. Rehen: “Commitment of human pluripotent stem cells to a neural lineage is induced by the pro-estrogenic flavonoid apigenin”. Advances in Regenerative Biology.