“Monto a caballo sin ayuda, subo fácilmente un tramo de escaleras, asciendo una colina sin quedarme sin aliento. Estoy siempre alegre y de buen humor y mi mente está tranquila”.

Por increíble que parezca, este es el testimonio de una persona ¡de más de 90 años! Un inmejorable estado de salud para esa edad, ¿no le parece?

Todos conocemos o hemos oído hablar de ancianos que se mantienen en buena forma e irradian buen humor. Por eso la historia de este hombre, que llegó a ser centenario (murió exactamente con 102 años), podría parecer algo casi normal.

Sin embargo, lo realmente sorprendente es que esta persona jamás tomó un solo medicamento ni siguió ningún programa especial para mantenerse joven. Y por una razón de peso… ¡y es que vivió hace nada menos que cinco siglos!

Se llamaba Luigi Cornaro y era hermano de Caterina Cornaro, noble veneciana que llegó a ser reina de Chipre y Armenia. Tras una vida de desenfreno, Luigi Cornaro cambió radicalmente a una vida moderada, con actividad física y, sobre todo, sintiéndose feliz. Una vida simple y llena de sentido común.

Y si él consiguió hace 500 años ser un centenario en plena forma, ¿por qué no iba a poder hacerlo usted hoy?

De hecho, Luigi Cornaro aplicaba intuitivamente ciertas pautas cuyos efectos antienvejecimiento fueron probados científicamente siglos más tarde; cuyos mecanismos biológicos tardarían mucho tiempo en ser entendidos pero que han sido corroborados.

En estos últimos años hemos tenido la oportunidad de asistir a una auténtica explosión de conocimiento relativo a la longevidad. En las últimas décadas se han dado pasos de gigante para descifrar los mecanismos del envejecimiento, lo que pone a nuestro alcance herramientas eficaces para ganar años de vida y, además, hacerlo con buena salud.

Todos estos principios son los que va a descubrir en el nuevo número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y BienestarLongevidad: mecanismos del envejecimiento para vivir más y mejor”.

En él descubrirá secretos y claves que hará que empiece a mirarse de otra forma al espejo, a estudiar sus finanzas pensando en los muchos años que puede tener por delante, en los lugares a los que quiere viajar, los deportes en los que se quiere iniciar…

No es un sueño imposible.

Hoy conocemos los factores de longevidad que intervienen en todo tipo de especies animales, primer paso para hacer palanca en ellos a favor de nuestra propia existencia.

Sabemos que las mitocondrias, auténticas centrales energéticas de las células, desempeñan un papel esencial en la longevidad y la salud, así como la relación directa entre el grado de alteración oxidativa y la longevidad máxima de un ser vivo. ¿Qué podemos hacer para aprovechar estos conocimientos para vivir más?

Todo ello se lo explica perfectamente el Dr. Curtay en el nuevo número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar. Y hay algo que le sorprenderá: aunque sin duda se trata de fenómenos biológicamente complejos, el Dr. Curtay le explica todo con tal claridad que conceptos como la apotosis, la glicación, la hormesis o la metilación le van a resultar de una sencillez y de una lógica apabullante, un paso imprescindible para que usted ponga a funcionar al ralentí su reloj biológico y ganar años de vida y salud.

Aprenderá a neutralizar los radicales libres (tan dañinos), a reparar su ADN, a proteger los telómeros y frenar su acortamiento, a reducir el estrés oxidativo de las mitocondrias… ¡con efectos espectaculares!

Créame que este Dossier le ayudará a modificar su esperanza de vida y, en definitiva, a vivir más y mejor.

Así que… vaya pensando dónde quiere estar dentro de -pongamos- 50 años.

Debe darse prisa en reservar su Dossier para empezar cuanto antes su lucha contra el reloj.

Pídalo aquí.

Estamos a punto de enviar este número ya listo a la imprenta, que va a trabajar estos días festivos para tener la seguridad de que los suscriptores de Los Dossiers lo reciban cuanto antes. ¡Regálese estas navidades años extras de vida en plena forma!