La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha alertado del riesgo de pancreatitis aguda y malformaciones congénitas por la toma de un medicamento antitiroideo(1).

El carbimazol actúa inhibiendo la síntesis de las hormonas tiroideas, por lo que se emplea para tratar el hipertiroidismo. Sin embargo, tras evaluar los reciente casos de pacientes afectados por este medicamento, la Aemps se ha visto obligada a hacer una serie de recomendaciones.

Si la toma del medicamento provoca pancreatitis aguda el paciente deberá suspender el tratamiento inmediatamente y no volver a retomarlo, incluso si los síntomas remiten.

En el caso de las mujeres embarazadas deberán evitar en todo lo posible el uso de este fármaco por el alto riesgo de malformaciones congénitas que pueden darse en el feto. De ahí que, en el caso de las mujeres fértiles, se recomiende que usen métodos anticonceptivos eficaces durante todo el tratamiento con este fármaco para evitar el embarazo.

 

Fuentes:

  1. “Carbimazol (Neo-Tomizol) y tiamizol (Tirodril): riesgo de pancreatitis aguda y nuevas recomendaciones sobre anticoncepción durante el tratamiento”. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Febrero 2019.