El omeprazol es uno de los medicamentos más prescritos y sobreprescritos. En principio está indicado como tratamiento para la úlcera gastro-duodenal (de estómago) o para contrarrestar el reflujo gastroesofágico e incluso eliminar una posible infección por la Helicobacter pylori, una de las bacterias más comunes y peligrosas.

Sin embargo, al ser conocido como un simple protector gástrico también es uno de los medicamentos que más se toman en España de manera inadecuada. El Informe Anual del Sistema Nacional de Salud(1) ha señalado que entre el 54 y el 69% de las prescripciones que se hacen del omeprazol son inadecuadas.

España se sitúa así a la cabeza de Europa en cuanto a sobremedicación con omeprazol: 85 de cada 1.000 personas toman diariamente omeprazol, en comparación por ejemplo con los 27 de cada 1.000 que lo toman en Italia.

Y eso que cada vez son más los estudios(2) que confirman los efectos secundarios y posibles riesgos que implica el omeprazol, tanto a corto como largo plazo: aumento del riesgo de lesiones gástricas, pólipos e incluso cáncer de estómago.

Fuentes:

  1. Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2016.
  2. Ka Shing Cheung, Esther W Chan, Angel Y S Wong, Lijia Chen, Ian C K Wong, Wai Keung Leung.: “Long-term proton pump inhibitors and risk of gastric cancer development after treatment for Helicobacter pylori: a population-based study”. Gut. BMJ. 2017