Un metaanálisis de 16 estudios realizados sobre 794.544 personas quiso poner los puntos sobre las íes en la relación entre sedentarismo y salud. Los investigadores corroboraron que aquellas personas que pasan la mayor parte del tiempo sentadas tienen un mayor riesgo de sufrir ciertas patologías como diabetes (un 112% más) o enfermedades cardíacas (las probabilidades se elevan un 147%). Asimismo, se ve incrementado el riesgo de morir por cualquier causa (hasta un 49%) o por motivos cardiovasculares (un 90% más).

Y es que estar más de 6 horas sentado al día y no realizar ningún tipo de actividad física reduce considerablemente la esperanza de vida. En concreto, los hombres ven disminuida esa esperanza un 17%, de media, mientras que en las mujeres esa reducción llega al 34%. Esto equivaldría a una media de 16 años menos de vida por no moverse lo suficiente a lo largo del día.