Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en colaboración con la Universidad de Berkley (EEUU), han desarrollado un dispositivo similar a una pulsera que permite detectar, a través del sudor de la persona que la lleva, si ésta tiene diabetes o fibrosis quística.

Lo que hace el dispositivo es, a través del simple contacto con la piel, estimular las glándulas sudoríparas para medir las diferentes moléculas e iones presentes en el sudor.

Y es que el sudor supone una gran fuente de información. Por ejemplo, una alta concentración de iones de cloruro es indicativo de enfermedades como la fibrosis quística, que en España padecen unas 3.000 personas; mientras que un elevado nivel de glucosa indicaría un posible caso de diabetes o prediabetes, y que afecta a más de 5 millones de españoles.

Hasta ahora la única manera de detectar estas dos enfermedades por medio del sudor exigía que los pacientes acudieran a un laboratorio especializado, pero gracias a este dispositivo los datos se recogerían sin que la persona tuviera que modificar su rutina diaria, siendo enviados automáticamente para su análisis y posterior diagnóstico.

Fuente: Autonomous sweat extraction and analysis applied to cystic fibrosis and glucose monitoring using a fully integrated wearable platform. Stanford Genome Technology Center; Department of Electrical Engineering and Computer Sciences, University of California, Berkeley; The Stanford Cystic Fibrosis Center, Center for Excellence in Pulmonary Biology and Department of Electrical Engineering, Stanford University. 2017