Una encuesta realizada a escala internacional y que ha contado con la participación de 1.333 pacientes que padecen asma grave, tanto niños y jóvenes de entre 6 y 17 años como adultos, ha confirmado que el 64% de los encuestados experimenta al menos dos veces a la semana crisis de asma, por lo que deben recurrir a la medicación para superar los síntomas. Una situación que les impide llevar una vida normal.

Y es que entre los países que formaron parte del estudio (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, Brasil y Japón) existe un 34% de absentismo laboral debido a las graves crisis de asma. La encuesta confirmó que 1 de cada 3 trabajadores afectados se ausentaba asiduamente debido a su enfermedad. Y fuera del ámbito laboral, el 84% aseguraba que sus actividades físicas se veían limitadas por culpa de esta patología, mientras que el 24% directamente no podía practicar ningún deporte.

Incluso en muchas ocasiones estas limitaciones pueden derivar en problemas de salud mental: el 51% de los encuestados aseguró que su autoestima había bajado por culpa de la enfermedad y se había visto obligado a recibir tratamiento psicológico, sufriendo depresión el 28% de los afectados por el asma grave.

 

Fuente: Congreso Internacional de la European Respiratory Society (ERS): Still Fighting for Breath. 2017.