Una ONG de payasos ha puesto en marcha un programa pionero en España para mejorar el bienestar emocional de los pacientes de cáncer que deben permanecer ingresados en el hospital. Pero a diferencia de otros programas donde los payasos visitan a los niños, en este caso se trata de enfermos de cáncer adultos.

El objetivo es disminuir la ansiedad y el estrés, reducir la sensación de tiempo de espera que deben pasar en el hospital y crear un ambiente que reduzca la tensión emocional que se vive en estos centros, tanto por parte de los propios pacientes oncológicos, como de sus familiares.

Según los impulsores de la iniciativa, de la que ya se han beneficiado unos 4.000 pacientes y familiares, el humor es un recurso poderoso para superar la enfermedad al ayudar a rebajar la carga dramática del cáncer, lo que permite que aquellos que lo sufren se sientan más fuertes frente al dolor. Además, la presencia de los payasos en el hospital contribuye a humanizarlo.

Fuente: www.pallapupas.org