Más del 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, pero a éstos hay que sumar un alto porcentaje de pacientes que desconocen que tienen esta enfermedad, según la Fundación para la Diabetes.

La diabetes es una enfermedad metabólica caracterizada por unos niveles de glucosa elevados debido a que el páncreas no realiza correctamente la función de segregar insulina, la hormona que hace que las células utilicen la glucosa como fuente de energía. Ello hace que se produzcan importantes alteraciones en el funcionamiento de numerosos órganos, como son los ojos, los riñones, los nervios, los vasos sanguíneos y finalmente el corazón.

Por ello la diabetes incrementa de manera notable la morbimortalidad, especialmente por patologías cardiovasculares, hasta el punto de que se estima que hasta el 80% de las personas que padecen esta enfermedad acabará falleciendo a causa de una enfermedad cardiovascular. Estas cifras tan altas exigen que los diabéticos controlen constantemente su estado de salud, vigilando importantes factores de riesgo como es la hipertensión.

 

Fuente: Gómez Otero I, González-Juanatey R. Dislipemia diabética, síndrome metabólico y riesgo cardiovascular. Rev Esp Cardiol Supl. 2006;6:13G-23G.