Le escribo para informarle de que estamos a punto de cerrar la lista de destinatarios del próximo número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar, que se envía a principios de cada mes.

Este número de Los Dossiers trata de una enfermedad que es una plaga de nuestros días, especialmente entre la población infantil, pero también en la adulta: la dermatitis atópica.

Y es que la dermatitis atópica, que suele presentarse en los primeros años de vida, aunque no reviste gran gravedad desde el punto de vista estrictamente de salud, lo cierto es que puede alterar el equilibrio psicológico de las personas que la sufren, y también el de sus familias. En el niño llega a alterar su rendimiento escolar, y en el adulto, su vida laboral y su autoestima.

Cerramos el listado de envíos de este Dossier el día 3 de octubre, para asegurarnos de que el envío de ejemplares se realiza sin contratiempos.

Si desea apuntarse y recibirlo usted también, debe hacerlo cuanto antes y, como máximo, antes de las 23:59 horas del próximo sábado 3 de octubre. Pasada esa hora, será demasiado tarde.

¡Se lo digo con antelación para que luego no diga que no le avisé!

Rascarse y rascarse

¿Se imagina lo que es tener una comezón continua que lleva a tener que rascarse y rascarse hasta hacerse heridas, cuando un niño intenta atender en clase o un adulto concentrarse en el trabajo?

Se manifiesta en forma de piel seca, inflamación local, prurito y eritema en zonas como las mejillas, la frente, las orejas, el cuero cabelludo y los pliegues de las zonas de flexión de los miembros, como los codos, las muñecas o las rodillas.

En algunos casos, la dermatitis desaparece a lo largo de la infancia o en la adolescencia, pero en otros permanece durante la vida adulta, manifestándose en forma de brotes.

¿Qué se puede hacer?

A responder a esta pregunta es precisamente a lo que dedicamos el número de octubre de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar, haciendo un análisis exhaustivo de las estrategias que funcionan, y también de las que se ha demostrado científicamente que no valen la pena, para que si usted sufre este tipo de dermatitis, o la sufre alguien de su familia, tenga claro en qué debe centrar su plan de acción.

Así, en el DossierDermatitis: proteja y repare su piel” encontrará:

  • El test que le permite evaluar la gravedad de la dermatitis en su propia casa.
  • Con qué hidratar la piel para aliviarla (¡mucho más barato que las cremas de farmacia!)
  • Cremas a base de corticoides: ¿sí o no? La verdad sobre su uso.
  • Probióticos, vitaminas y dos aceites que complementan la alimentación y funcionan.
  • El papel de la mente en la dermatitis atópica.
  • Dermatitis y alergias alimentarias: qué excluir de la dieta.
  • Predisposición genética: Conozca una estrategia sencillísima que puede aplicar a un recién nacido con antecedentes familiares de dermatitis y que logra reducir a la mitad la probabilidad de que él la sufra.
  • ¡Y mucho más!

Este Dossier sin duda es esencial en las familias que cuentan con un “atópico” entre sus miembros. Quienes no han vivido de cerca un caso no saben hasta qué punto una enfermedad en teoría menor puede perturbar la vida diaria.

Como le he dicho, el próximo sábado día 3 de octubre a las 23:59 horas cerramos la lista de destinatarios a los que enviaremos este Dossier sobre la dermatitis. Es la hora límite para poder recibirlo (será el primero de su suscripción anual a Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar).

Por eso le animo a apuntarse ya mismo a la lista para asegurarse de que usted también lo recibirá.

Haga clic en este enlace para inscribirse y poder recibirlo.