Se ha descubierto una manera más efectiva y menos invasiva de detectar el riesgo de que un tumor de vejiga vuelva a desarrollarse tras haber sido extirpado. Sería a través de la proteína TERT, presente en la orina, y que presenta una mutación característica en aquellos pacientes que sufren una recidiva del cáncer.

Para confirmar la precisión de este análisis, a 348 pacientes que habían sido tratados con éxito de un tumor de vejiga se les realizó tanto un análisis de orina como una citología, que es la prueba que se lleva a cabo por defecto en los pacientes que han sufrido un tumor de este tipo.

Tras comparar las dos pruebas, el análisis de orina para detectar la presencia de la proteína TERT permitió confirmar el riesgo de desarrollar de nuevo el tumor de vejiga en el 80% de los casos, mientras que con la citología sólo se detectó ese riesgo de recidiva en el 34% de los pacientes. Una amplia diferencia que confirma la efectividad de esta prueba, que además tiene la ventaja de no ser nada invasiva.

 

Fuente: Françoise Descotes, Norelyakin Kara, Miriam Decaussin-Petrucci, Eric Piatón, Florencia Geiguer Claire Rodriguez-Lafrasse John E Burrow, Jonathan Lopez and Alain Ruffion: “Non-invasive prediction of recurrence in bladder cancer by detecting somatic TERT promoter mutations in urine”. British Journal of Cancer. Julio 2017.