Hace 3.500 millones de años existía en nuestro planeta un alga microscópica capaz de convertir el dióxido de carbono en materia orgánica al tiempo que desprendía oxígeno al agua en la que habitaba (fotosíntesis oxigénica).

Esa pequeña alga unicelular (que hoy sabemos que pertenece a la familia de las cianobacterias) ha llegado inmutable hasta nuestros días, y se la considera una de las formas de vida más antiguas. Es tan resistente que podemos encontrarla tanto en agua dulce (su hábitat natural) como en agua salada e incluso volcánica. Y sigue participando en la creación de sustancias orgánicas necesarias para la evolución de los seres vivos, en particular gracias a la ficocianina que contiene.

Es el alga espirulina, y en nuestro país también está presente en algunos lugares de forma natural, como en Doñana (Huelva), sobre todo en los primeros meses de verano. Vino transportada por flamencos que la trajeron desde lagunas volcánicas africanas en sus migraciones.

Si usted suele acudir a herbolarios y tiendas de productos naturales, sin duda la habrá visto en sus estantes, con su color verde azulado tan característico, pues se ha convertido en un producto muy solicitado por sus innumerables beneficios para la salud.

Excepcionales virtudes para la salud

Consumida inicialmente por aztecas y mayas, especialistas de todo el mundo reconocen su excepcional contenido en proteínas y ácidos grasos esenciales poco frecuentes en la dieta habitual (como es el caso del ácido gamma linolénico o GLA), además de muchos otros nutrientes, lo que hace de la espirulina una excelente aliada de la salud.

Su importancia nutricional está reconocida por entidades de prestigio mundial hasta el punto de que se utiliza para combatir la desnutrición en más de 70 países. De hecho, la OMS (Organización Mundial de la Salud) la propone desde 1996 como “superalimento” en la lucha contra la desnutrición y la carencia de micronutrientes en muchas poblaciones del mundo, al igual que lo hace también la ONU, que destaca asimismo sus beneficios para el desarrollo sostenible del planeta. (1)

¿Qué tiene la espirulina para que la alabe todo el mundo?

Voy a intentar explicarlo de la forma más sintetizada posible:

  • Aporta más de 100 nutrientes, lo que la convierte en uno de los alimentos más completos: aminoácidos, minerales, azúcar ramnosa (azúcar compleja de plantas naturales), oligoelementos (calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, cobre, manganeso, cromo, sodio, potasio y selenio), enzimas (superóxido dismutasa, etc.) y vitaminas A, D, E, B1, B2, B3, B6, B7, B8, B12 y K, entre otras. ¡De todo!
  • Es una fuente extraordinaria de varios carotenoides (beta-caroteno, principalmente, pero también criptoxantina, luteína, zeaxantina, etc.). ¡Contiene 30 veces más beta-caroteno (antioxidante) que la zanahoria!
  • Contiene entre un 55% y un 70% de proteínas de excelente calidad, que tienen la ventaja de ser ricas en aminoácidos esenciales (aquellos que su cuerpo no puede fabricar) y en particular en leucina (el aminoácido más importante para la síntesis de las proteínas a nivel muscular). Estas proteínas son, además, más fáciles de digerir, por lo que son muy recomendables para personas cuyo intestino tiene dificultades para absorber eficazmente los nutrientes.
  • Estudios clínicos han demostrado que además ayuda a regenerar la flora intestinal, estimulando el crecimiento de lactobacilos. (2)
  • Entre los ácidos grasos que aporta, un 40% es ácido gamma-linolénico (GLA), precursor de los mediadores químicos de reacciones inflamatorias e inmunitarias. En este sentido, constituye una de las mejores fuentes de ácido gamma-linolénico, muy poco frecuente en los alimentos de la dieta habitual. Su composición en ácidos grasos revela también la presencia de una alta concentración de omega 3 y omega 6, que previenen la acumulación de colesterol en el organismo, lo que constituye un importante factor de prevención de riesgo cardiovascular. (3) (4) (5)
  • Constituye una fuente excepcional de hierro y de magnesio perfectamente biodisponible, algo poco habitual en los alimentos de origen vegetal, por lo que las algas son alimentos muy recomendables en dietas vegetarianas. (6) (7)
  • Por último, la espirulina es rica en ficocianina, asociación de proteínas y pigmentos que participan en la fotosíntesis y que le otorgan su color azul verdoso. Muchos estudios han demostrado el poder terapéutico de ese pigmento: se comporta como un potente oxigenante celular y favorece la producción de glóbulos rojos y blancos y de plaquetas.El estudio más célebre sobre sus propiedades terapéuticas se realizó con 270 niños de Chernobyl cuya médula ósea había sido afectada por las radiaciones. Pues bien, la toma de espirulina permitió su restablecimiento en un período de seis semanas, activando la producción de glóbulos rojos y blancos en condiciones que su sistema inmunitario parecía irremediablemente dañado e incapaz de producir.

    La ficocianina de la espirulina es además un poderoso agente de desintoxicación del hígado y los riñones, favoreciendo la síntesis de las sales biliares y la evacuación fecal del colesterol.

Es por todo ello que se recomienda la espirulina en casos de carencias y desnutrición: pero también para estimular las defensas inmunitarias, prevenir el cáncer, la fibromialgia, la fiebre de heno, las infecciones de herpes, la urticaria y la infección con VIH, para reducir los índices elevados de colesterol y proteger el hígado. (8) (9)

Como ve, si quiere probar a tomar espirulina tiene muchos y buenos motivos para hacerlo. Pero hoy además me voy a centrar en uno concreto que también puede interesarle.

Aliada de los regímenes para adelgazar

Las prisas nunca son buenas para obtener resultados seguros y duraderos. Por eso, si usted está siguiendo una dieta de control de peso o simplemente ha decidido perder algunos kilos en esta época del año, los complementos alimenticios de espirulina le podrían interesar. Y mucho.

Más allá de todas sus demostradas cualidades terapéuticas, la espirulina constituye una ayuda muy valiosa para quienes quieran perder peso pero sin perder el tono ni el buen ánimo. (10)

Permite disminuir el aporte calórico de las comidas sin sufrir sensación de hambre ni de carencias, fatiga o bajo estado de ánimo, manteniendo la masa muscular intacta.

Y es que aporta todos los elementos nutricionales necesarios para que el cuerpo funcione bien y mantenga toda su vitalidad (en especial hierro, lípidos saludables y vitamina A), al mismo tiempo que es muy baja en calorías. (11)

Además, la membrana celular de esta microalga está compuesta especialmente de polisacáridos, que resultan particularmente sensibles a los jugos digestivos y permiten, por lo tanto, una excelente asimilación de sus elementos por nuestro organismo. Al absorberse requiere una intervención mínima de insulina, lo que ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre, evitando una hipoglucemia reactiva y limita su acumulación en forma de grasas.

Por otra parte, la espirulina es una gran fuente de fenilalanina, aminoácido precursor de la colecistoquinina (CCK), hormona producida por el cerebro para indicar la saciedad. Por lo tanto, al ingerir espirulina aumentan las concentraciones de CCK, provocando un efecto “quita-hambre”, algo que sin duda agradecerá si está siguiendo una dieta de control de peso.

Actúa además favorablemente sobre el estado de ánimo -que a menudo se altera cuando se está a dieta- en su condición de precursor de la síntesis de la noradrenalina y de la dopamina, dos neurotransmisores con efectos antidepresores.

Como habrá adivinado, el complemento nutricional que hoy voy a recomendarle es de espirulina. Usted puede encontrar en el mercado espirulina en polvo (útil para batidos energéticos, por ejemplo) o en comprimidos o cápsulas. Pero el producto del que voy a hablarle, además de ser de excepcional calidad (como siempre hago) tiene una característica única y muy especial.

Asociada con berros, máxima eficacia

El berro no es un vegetal más que incorporar a la alimentación, sino que tiene una gran cantidad de propiedades que aportan muchos beneficios a la salud.

Al igual que la espirulina, el berro supone un aporte muy bajo en calorías (sólo 17 kcal en 100 gramos) ¡pero muy rico en nutrientes! Asociados, los dos vegetales multiplican sus virtudes y permiten gastar más calorías de las que aportan.

El berro aporta mucho calcio (160 mg en 100 g). Particularmente biodisponible, la tasa de absorción del calcio del berro es de aproximadamente 67% (frente al 5% del de las espinacas). Presenta además buena densidad de hierro, magnesio, zinc y yodo, superior a la de la mayoría de las verduras frescas, y también es muy rico en vitaminas tales como la vitamina C (una porción de 75 gramos aporta la mitad de las necesidades diarias), la provitamina A (antioxidante), la vitamina B9 o ácido fólico, la vitamina E y la vitamina K.

Diurético y depurativo, el berro se considera un alimento desintoxicante. Sus compuestos azufrados y fibras favorecen la evacuación de las toxinas y contribuyen en particular a prevenir mejor determinadas formas de cáncer, como el de pulmón, de ovarios y de riñones. Además, su consumo regular contribuye a disminuir el azúcar en la sangre. (12)

Además, el berro es un vegetal que deberían tomar todos los fumadores, pues se ha demostrado que funciona como un contraveneno de la nicotina, al inhibir significativamente la activación de un carcinógeno derivado del tabaco en los fumadores de cigarrillos. (13)

Espirulina + berros = fórmula ganadora

Como le comenté, en el mercado se encuentran fácilmente complementos a base de espirulina o de berro por separado, pero es difícil encontrar una mezcla estudiada de las dos plantas, que actúen en sinergia.

Por otra parte, no hay que olvidar que consumir complejos de extractos de plantas puede ser potencialmente peligroso si se desconoce su procedencia y, dada la gran variación en la composición de los productos naturales que se proponen en el mercado de los complementos, es imperativo controlar su procedencia y la dosis y concentración de los principios activos de los productos.

Esto es especialmente importante en el caso de los complementos de algas, dado que se trata de organismos muy sensibles que es muy fácil que se vean contaminados por tóxicos durante los procesos de cultivo, por lo que es imprescindible decantarse por laboratorios muy estrictos en cuanto a la calidad. Es imprescindible asegurarse de utilizar complementos que ofrezcan garantías de seguridad y concentración.

Esta es mi propuesta de esta semana:

Espirulina y berro 100% natural con biocompatibilidad óptima y eficacia real, sin efectos adversos

El complejo que hoy le traigo está compuesto por una mezcla estudiada de extractos secos de espirulina (Espirulina platensis) y de berro (Nasturtium officinalis), cuyas dosis y calidad de sus principios activos la convierten en un gran aliado para su salud, especialmente cuando esté siguiendo dietas para perder peso y en periodos en los que se encuentre fatigado, realice actividad física o note que su sistema inmunitario necesita una ayudita.

Qué beneficios le va a proporcionar:

  • Aporte excepcional de nutrientes esenciales, reduciendo al mismo tiempo el aporte calórico.
  • Efecto saciante natural.
  • Sin riesgo de pérdida muscular durante periodos de restricción alimentaria (por ejemplo, en dietas de control de peso).
  • Sin sensación de privación ni de frustración, manteniendo el estado de ánimo positivo.
  • Un tono y una vitalidad preservados, e incluso mejorados.
  • Con acción antioxidante, ayudando a su cuerpo a protegerse del estrés oxidativo.

Se presenta en forma de microgránulos, que es una presentación galénica muy distinta a la que normalmente encontrará en la espirirulina. Y sólo hay que tomar una cápsula al día para que se desplieguen todos sus beneficios. Los microgránulos poseen un núcleo neutro biocompatible que ha sido patentado por el laboratorio, y una membrana semi-permeable que asegura la protección y la liberación de 96% de los principios activos en el lugar exacto donde deben actuar, ni antes ni después.

Ofrecen además una mayor gastro-protección, eliminando cualquier efecto secundario y aseguran una mayor adherencia al tratamiento gracias a su posología reducida (todos los beneficios que le he descrito, en una sola cápsula al día).

¿Se anima a probarlo? Aquí le dejo el link por si quiere pedirlo.