Aumentar la actividad física reduce el riesgo de apnea del sueño, un tipo de trastorno respiratorio por el que se interrumpe la respiración durante segundos mientras se duerme. Así lo ha evidenciado el mayor estudio realizado hasta la fecha que relaciona el ejercicio con esta patología y que ha sido publicado en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine(1).

El estudio contó con 155.000 adultos, con una media de 46 años de edad. A todos ellos se les realizó un completo seguimiento para conocer su estilo de vida, incluyendo la actividad física que realizaban a lo largo del día.

Sus conclusiones son de lo más reveladoras: aumentar la actividad física de intensidad -incluso solo en 8 minutos diarios- y caminar unos 20 minutos más al día reduce en un 10% el riesgo de desarrollar este problema respiratorio.

Consejo de Salud en 1 minuto: ¿Le han diagnosticado apnea del sueño o cree que podría tenerla? Imagine volver a dormir de un tirón, sin sobresaltos. Dejar de roncar y de dar vueltas en la cama buscando una posición que le permita respirar sin interrupciones. Y, sobre todo, alejar definitivamente de su mente el miedo a una muerte súbita en mitad de la noche. Existe un método sorprendente y muy sencillo para atajar la apnea del sueño del que nuestro compañero Felipe M. Miller ha hablado en alguna ocasión y del que, por si le ayuda, me hago eco hoy. Es un método innovador y 100% natural que puede revertir totalmente su apnea y hacer que vuelva a dormir profundamente y sin sobresaltos. Conózcalo aquí.

Fuentes:

  1. Hall KA, Singh M, Mukherjee S, Palmer LJ. Physical activity is associated with reduced prevalence of self-reported obstructive sleep apnea in a large, general population cohort study. J Clin Sleep Med. 2020